Ideas para ordenar la casa con niños

Ideas para ordenar la casa con niños

¡Hola! Hoy vamos a ordenar. Bueno, vamos a hablar de tips, ideas o consejos (como lo queráis llamar) para ordenar la casa cuando tenemos peques.

Yo he llegado a un punto en el que si desordenan, ya no me estreso. Después se recogerá. Pero es cierto que depende de como te pille el cuerpo… Hay días en los que empiezan a dejar todo por donde pillan y tengo que respirar bastante profundo. La verdad es que la paz y tranquilidad que da ver la casa ordenada, no la da verla patas arriba, la verdad.

En casa ha costado y sigue costando el mantener ordenado. La ropa es lo que más cuesta porque aquí se cambian y lo dejan donde pillan, esperando que un mágico duende lo recoja. Pero vamos mejorando. Poco a poco.

Hoy vamos a ver algunas ideas que a mí me han funcionado o que tengo en mente hacer, y que creo que pueden serviros de ayuda también.

Jugando al escondite

El salón es mi guerra particular. No puedo entrar y ver el sofá con las mantas tiradas y los cojines cada uno por un lado. Soy bastante maniática de los cojines jajaja. Con los de la cama, igual. Y a mis hijos, eso de lanzarse al sofá y después dejarlo tal cual… pues eso. Como la mayoría.

Hace un año tocó cambiar el sofá porque estaba ya destrozado el anterior. Así que opté por uno con arcones en los reposabrazos, para que se puedan guardar las mantas extra, colas de sirena y cojines de más, sin que tenga que estar todo a la vista (jugamos al escondite). Los hay normales como el mío, o chaise longue que se abren también para guardar cosas. Os dejo uno que me encanta el sistema. Es un sofá cama Maisons du Monde, que lleva unos cajones grandes en los laterales para meter de todo.

Pero también venden unos puf estupendos para poner los pies o para sentarte, que se abren y puedes meter las mantas o juguetes que tengan en el salón.

Otra opción es poner un cesto, mueble pequeño, cajón del mueble, cajonera… donde puedan meter las cosas (que más suelan utilizar y dejar por el salón).

Nosotros hemos optado por dejarles una puerta y un cajón del mueble del salón para los mandos de la consola, cables de las tablets, las tablets cuando no las usan… Y aun así, siempre tengo que guardar alguno que dejan en la mesa o en el sofá.

Cajas y estanterías

Las estanterías de cubos son nuestro gran aliado. Tenemos varias en casa. Dos de ellas, exclusivamente para los niños. Las he puesto con baldas, cestos y puertas y ahí guardan los juegos de mesa (que tenemos muchísimos), los materiales de las manualidades, los disfraces, puzzles…

También, hemos optado por poner una estantería en su dormitorio donde guardan los juguetes. Puedes poner las baldas a diferentes alturas para diferentes tipos de juguetes. Yo tengo varias baldas muy pegadas porque he metido cajas de tale dentro donde meten las cosas pequeñas como complementos de las muñecas, cartas que coleccionan, ropa de los bebés, los Bayblade, los Superzings, Mojipops… Cada cosa en una cajita de tela que sacan para jugar y que se recoge rápido. Las tenemos de diferentes tamaños para diferentes cosas. Antes lo tenían todo mezclado en unos cajones grandes y cada vez que querían buscar todos, sacaban todos, todos, pero todos los juguetes. Adivinad quien los recogía.

En cuanto a los libros, tenemos muchos. Ya sabéis que nos encanta leer y que además, hacemos reseñas en el blog, por lo que hay editoriales que nos envían más. Así, que aunque de vez en cuando llevo al colegio o regalo libros que ya han leído mucho o que ya no son para su edad, seguimos teniendo muchos.

Así que tenemos dos formas de guardarlos. Por un lado están los que ya han leído. Esos los metemos en cestas apilables. Los que no han leído todavía, o quieren volver a leer, los tenemos más a mano en un estante de pared de su dormitorio. Así que ya no los tenemos todos mezclados, que siempre que intentaban ver lo que había sin leer, me sacaban media caja por el suelo.

Para ponerlos, la mejor idea es poner unos especieros de madera en la pared ya que nos permiten poner los libros de frente y ocupan muy poco. Suelen entrar dos o tres libros con el fondo que dan este tipo de repisas de pared. Pero suficiente para los libros pendientes de leer y que no estén encima del escritorio amontonados.

Percheros

Nosotros usamos los percheros para diferentes cosas. En su dormitorio tienen varios para colgar bolsitos, bolsas de deporte, medallas… También tengo unos a un metro del suelo o así tras la puerta del salón, donde cuelgan la mochila al llegar del colegio. Así no está por el suelo. Os recomiendo que sean resistentes, porque las mochilas ya sabéis lo que pesan…

Luego tengo otros justo encima pero a más altura para los abrigos y así aprovechamos el mismo espacio para todo.

Organizadores colgantes

Pues desde que los descubrí, son un invento. Yo lo uso en el cuarto de baño en la parte de detrás de la puerta y guardan las diademas, cepillos del pelo… Pero la verdad es que se le pueden dar muchos usos.

Barras colgantes de cocina

Y con esto cerramos los tips de hoy. Y estaréis diciendo que se me ha ido la pinza. Pero no. Mis hijos tienen una barrita de cocina de las planas, de las que van muy pegadas a la pared en el lateral de la cama. ¿Para qué? Tenemos litera y no hay espacio para mesilla, así que cada una tiene una barrita para colgar el antifaz de dormir (que casi nunca usan pero siempre está allí), la luz de noche, la botella de agua, pañuelos… Lo vi por Pinterest y se me ocurrió ponérsela y oye, un invento. Os las enseñé el el post donde os contaba el cambio de su dormitorio.

Venga, contadme vuestras ideas y trucos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.