Los mejores trucos y técnicas de memorización

Los mejores trucos y técnicas de memorización

¿Tienes problemas para memorizar? ¿Necesitas conocer trucos de estudio? Ya seas estudiante universitario, opositor y sea cual fuere tu edad, estas técnicas de memorización que te voy a contar a continuación te servirán para aprender cualquier materia y avanzar en tus estudios


¡Hola! Aprender una materia puede ser una labor muy complicada para algunas personas. Sin embargo, con una técnica adecuada el aprendizaje es mucho más sencillo y eliminar cualquier barrera que se presente en la adquisición de conocimientos. Las técnicas de memorización son métodos que te ayudarán a comprender mejor la información. Aunque nos puede parecer algo aburrido, hay trucos que nos pueden ayudar mucho. Mis hijos suelen reírse con mis métodos pero siempre funcionan. A más absurdos, mejor los recuerdo.

Saber usar estas técnicas y trucos marcará la diferencia entre aprender algo de una forma amena, o que se haga bola… Vamos a ver las principales técnicas que nos servirán para vencer todas los obstáculos, métodos dirigidos tanto a niños como a mayores.


La lectura activa

En primer lugar, hay que saber practicar la lectura activa para aprender de forma eficaz. La lectura activa implica entender lo que se está leyendo y de una forma crítica, para reforzar la comprensión y el recuerdo de lo que se está leyendo. Para practicar la lectura activa tendrás que pensar de forma consciente sobre lo que estás leyendo y plantearte preguntas, además de subrayar pasajes destacados, hacer anotaciones en los márgenes y ser capaces de identificar el vocabulario que desconocemos y definirlo.

La visualización

Una técnica de estudio que te recomendamos para cualquier asignatura es la de la visualización. Consiste en tratar de ver mentalmente todo lo que se está leyendo, asociándolo con imágenes divertidas, originales y chocantes. Con ello conseguirás memorizar más fácilmente todo lo leído y enlazar los conocimientos que quieres aprender.

Las iniciales o acrónimos

Los acrónimos son palabras compuestas por abreviaturas o siglas. Por ejemplo, la NASA, la FDA, la MGM son acrónimos que corresponden a las siglas de organizaciones relacionadas con el espacio, la medicina o el cine. Con la técnica de los acrónimos lo que debes hacer es seleccionar la primera letra de cada una de las palabras que quieres memorizar y crear una nueva frase o palabra a partir de ellas. Es un sistema ingenioso e, incluso, puede ser divertido y muy útil en el aprendizaje.

Como decía, cuanto más absurda la frase que inventes, mejor la recordarás.

La técnica de los números

Esta técnica es posible que te parezca más difícil de llevar a cabo pero, si la dominas, te será muy práctica en un gran número de situaciones relacionadas con la memorización de fechas o cifras, algo que en las oposiciones es bastante común. Aquí de lo que se trata es de, cuando tengas que recordar números largos, desglosar las cifras de cada fecha o número y sustituir cada una de ellas por una palabra con el mismo número de letras. Así lograrás una frase que memorizarás y serás capaz de recordar muchos datos en poco tiempo.

Un ejemplo para estudiar un año de algo… Pongamos 1987

Le ponemos letras a los números. Yo suelo usar esta secuencia sin vocales:

  • 1: B
  • 2: C
  • 3: D
  • 4: F
  • 5: G
  • 6: J
  • 7: L
  • 8: M
  • 9: N
  • 0: P

El año 1987 es BNML. Ahora te inventas algo divertido de recordar como Burro Naranja Mira Lámparas… Parece una tontería, pero al final te acuerdas de lo más tonto…

Las comparaciones

¿Eres muy aficionado al cine, las series, libro o las canciones? Si es así, compara las materias que tienes que aprender con el argumento de tu canción, serie, libro o película favorita. Busca similitudes entre ambas y te será mucho más sencillo recordar las asignaturas, por muy complicadas que parezcan.

El recuerdo

Termino este listado con una de las técnicas más populares y utilizadas en la actualidad, la del recuerdo. La clave en este caso es que te apoyes en el recuerdo en el proceso de aprendizaje: mientras estudias realiza pausas, retira lo que estás aprendiendo y prueba a repetir lo que acabas de leer. Este proceso has de hacerlo una y otra vez hasta que domines la técnica y compruebes que te es realmente eficaz.


Esperamos que todas estas técnicas y trucos para aprender y memorizar te hayan servido y que no haya ya ninguna materia o asignatura que se te resista.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *