Cómo estimular la creatividad de los niños

Cómo estimular la creatividad de los niños

Ideas para poner en práctica en el tiempo de ocio en casa

Se dice que los niños son como esponjas y por eso hay que aprovechar mientras están en esa edad en la que tienen interés por descubrir para ayudarles a desarrollar al máximo sus capacidades. Y la mejor manera de hacerlo es con algo que además de ser didáctico a ellos les resulte entretenido, para así captar su atención. Un buen ejemplo para trabajar la creatividad son los juegos de construcción de casas.

Aquí tienes un artículo sobre juegos de construcción de casa donde encontrarás las mejores opciones del mercado. Lo cierto es que esta actividad supone una fuente de inspiración enorme y ayuda a fomentar la imaginación. De paso, este tipo de actividades en las que en muchas ocasiones requieren de ayuda, les sirve a los niños para aprender del trabajo colaborativo y recibir lecciones sobre trabajo en equipo y a aprender a desarrollar la paciencia y gestionar el fracaso cuando las cosas no salen bien al primer intento.

Estimular con los juegos de construcción

Permitir que los niños tengan tiempo para el juego es esencial. Pero si además logramos que ese juego sea de calidad, estaremos realizando una fantástica labor por ellos. Cuando hablamos de calidad nos estamos refiriendo no a un juguete que tenga mucho equipamiento tecnológico sino precisamente a otros más sencillos como los juegos de construcción en los que los niños entienden cómo usar el razonamiento e incluso las matemáticas.

Dejar que los niños jueguen importa tanto como la educación

Llegar a levantar su propia obra en un juego de construcción de casas es para un niño un gran logro personal que favorece mucho su autoestima. En otras ocasiones puede tratarse de un sencillo juego de plastilina al que hemos de darle forma. La cuestión es experimentar y desarrollar su capacidad creativa.

Pero es que en el caso del juego de construcción se aporta además ese plus de motricidad, de trabajar la geometría, el equilibrio y en los más pequeños, el concepto del espacio desarrollando habilidades motoras que ubican el significado de términos como arriba, abajo, grande, pequeño, delante, etc.

Cómo estimular la creatividad de los niños

La mejor forma de dar rienda suelta a la creatividad

Aquí, los clásicos bloques tipo Lego juegan un papel muy importante. De unos bloques de encastre pueden salir desde castillos hasta barcos y todo lo que el niño pueda imaginar. Cuando van creciendo, un juego de construcción de casas que incluya elementos más complejos es una oportunidad de aprender conceptos de manera distendida y quién sabe si de además fomentar la inspiración de un futuro arquitecto o constructor.

Otra ventaja para los padres es la de que este tipo de piezas son más difíciles de romper que otros juguetes, con lo que se convierte en una inversión duradera que además puede ir uniéndose a otras construcciones realizando creaciones más complejas. Y si lo que buscamos es una alternativa realmente económica, con niños a partir de los tres años podemos probar a realizar figuras geométricas con cerillas. Comprobarás como con un material tan sencillo pueden pasar horas jugando a dar forma a sus propias creaciones al mismo tiempo que van descubriendo nuevas formas geométricas.

Cómo estimular la creatividad de los niños

Paralelamente, un clásico para entretenerlos mientras aprenden es el juego Jenga, que aúna ingenio y equilibrio. Consiste en desarmar pieza a pieza una torre de madera de 54 piezas poniéndolas sobre la misma sin que se caiga. Con este juego aprenderán principalmente a desarrollar estrategias de ensayo y error.

Un consejo: Como adultos solemos caer en la tentación de querer ayudarles pero la mejor ayuda es dejarles descubrir el camino por sí mismos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *