Pañales ecológicos: Tipos y ventajas

¡Hola! Hoy vengo a hablaros de pañales ecológicos. Cada vez, el mundo de los pañales evoluciona más y para mejor. En algunos casos, nos lleva hacia lo más tradicional pero con un toque más práctico y moderno, como os contaré más abajo.

En primer lugar, vamos a ver qué son los pañales ecológicos y qué tipos hay. Ya después, os contaré los que más me gustan y os enseñaré un comparador de oferta de pañales que va genial para ahorrarnos un dinerillo.

¿Qué son los pañales ecológicos? ¿Qué tipos hay?

Los pañales ecológicos son pañales que unen lo práctico de los pañales desechables con la protección del medio ambiente, ya que son biodegradables y sin químicos. Y es que los pañales tradicionales están elaborados a base de celulosa, para la cuál se usa cloro. Además, su fin es tirarlos a la basura y que no se degraden, convirtiéndose en una cantidad importante de basura a lo largo de la vida de un niño.

Hay dos tipos de pañales ecológicos: de tela  y desechables. Os cuento un poco de cada uno de ellos y así elegís el que más os convenza y os resulte más práctico.

Pañales desechables ecológicos o biodegradables

Son pañales desechables, como su nombre indica. Sin embargo, están realizados con materiales biodegradables y que cuidan la piel de los bebés, ya que dejan transpirar perfectamente evitando irritaciones en la piel del bebé.

Si cortas un pañal desechable normal, verás unas bolitas blancas el interior. Esas bolitas, son sales poliméricas de ácido acrílico, que se convierten en gel. Eso mejora la absorción del pañal, pero aunque no se ha demostrado que ese gel sea perjudicial para los bebés, a muchos papis nos da cosa de que se rompa el interior y ese gel acabe en la piel de los bebés. Los biodegradables están realizados con una  mezcla de algodón y no contienen perfume ni látex.

Además, muchos usan blanquadores. En cambio, los biodegradables no, ya que usan celulosa ecológica con certificado de cultivo sostenible FSC, blanqueada con agua oxigenada y sin ningún tipo de elemento tóxico. Hay varias marcas, pero me gustan especialmente los pañales Pingo, de los que ya os hablé hace tiempo.

Pañales biodegradables para bebés

Pañales de tela

Son pañales de tela como antiguamente, pero modernizados. Se pueden lavar una y otra vez por lo que el ahorro durante el tiempo en el que los niños usan pañal, es muy considerable. Se estima que con unos 10 pañales y unos 20 absorventes tienes suficiente para todo este tiempo. Y lo mejor, es que después, lo puede seguir usando tu siguiente bebé 😉

La verdad es que en España todavía nos cuesta bastante el uso de este tipo de pañales. Nos da cosilla eso de tener que quitar los desechos de los peques del pañal. Y es que es cierto, que si te pilla en la calle pues es complicado. Pero todo es acostumbrarse y seguro que rápido le coges el truco. Además,los hay ajustables y que pueden llegar a durar desde los 4 a los 16kg de peso.

pañales de tela para bebés

¿Cómo ahorrar al comprar pañales?

Como os decía, los pañales de tela suponen un grandísimo ahorro. Pero si os da cosa y prefería los desechables, os aconsejo los biodegradables. Los pañales suponen un gran gasto del bebé en la economía de cualquier casa, así que si hay herramientas que nos permiten ahorrarnos un dinerillo, bienvenida sea. Os recomiendo pasar por la web de DikaBebé ya que es un comparador de precios e incluye pañales tradicionales, biodegradables y de tela y van actualizando las ofertas para que veas en qué supermercado hay oferta 😉

Y ya que estamos, si tienes que hacer un regalo a un recién nacido, os propongo una tarta de pañales. Es bonita,original y da un apaño… Jajajaj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *