5 tips para una merienda saludable para niños

¡Hola! Normalmente en vacaciones perdemos un poco la rutina y los hábitos alimenticios suelen cambiar. En casa somos muy de rutinas a la hora de los horarios y comidas, aunque no pasa nada si salimos fuera, si nos paramos más de la cuenta en el parque, o se nos va el santo al cielo con la bicicleta en el paseo marítimo. Pero nos gusta seguir una alimentación saludable generalmente.

Hoy os cuento 5 tips para preparar una merienda saludable, rica y apetecible. ¿Os cuento más?

En casa no olemos tomar mucha bollería industrial. Solamente compramos cuando vienen amigos a casa y poco más. Nos gusta más hacer bocadillos con jamón o pavo, fruta, yogures con cereales y fruta… Y de vez en cuando algún brownie de avena o bizcocho casero sin lactosa, ya que el mayor es intolerante a la lactosa y la peque es APLV.

PAN

Lo más cómodo es el pan de molde, pero contiene una alta cantidad de sal y conservantes. Yo suelo comprar bollitos de pan integral, de soja o masa madre. Además, desde hace algún tiempo, compro las bolsas de bollitos, hago los bocadillos y los congelo ya listos. Por las noches saco el bocadillo para el recreo del día siguiente, o a medio día saco el de la merienda y se lo llevo para la salida de las extraescolares. En verano, con sacarlo por la mañana, es suficiente para que a media mañana esté perfecto para comer. Yo también me los llevo para la oficina 😉

 

FRUTA

La fruta es lo más sano que hay, pero como ya os comentaba hace unos días en mi colaboración en el Bloggers and Family, lo suyo es comerla entera y a bocados. Al exprimirlas pierden la mayoría de sus propiedades.

 

BEBIDA

¿Qué podemos darles de beber? Los zumos y batidos que venden ya envasados suelen tener una alta cantidad de azúcar. Yo se los doy, pero controlando la cantidad que toman y el tipo de zumo o batido. Normalmente toman un vaso de leche entera o un batido casero. En casa nos encanta hacer batidos caseros con bebida de avena que es la que toma mi hija y que queda genial en batidos. Solemos ponerle la fruta que tengamos, normalmente plátano y un puñado de cereales integrales. Salen buenísimos y les encanta hacerlos. Además hay otros cereales o suplementos, que se le pueden añadir al batido casero… Por ejemplo, hay unos polvos sin azúcar añadido que dan sabor a vainilla y que llevan muchas vitaminas, probióticos y prebióticos… Como Blemil plus 3 (para mayores de 2 años). También, si el médico o pediatra recomienda en algún momento un aporte extra de vitaminas a los peques, hay un complemento que conocí hace tiempo que es Vitafos Junior.

 

 

CHOCOLATE

De toda la vida se ha merendado un trozo de pan con chocolate, de hecho yo lo sigo haciendo en casa de mi abuela 😉 Pero hay que ver el tipo de chocolate… Lo suyo es un chocolate con mínimo un 70% de cacao. Y un trozo de pan normal de masa madre, de los de siempre y que venden en cualquier panadería.

 

 

FRUTOS SECOS

Son perfectos. No necesitan preparación y te los puedes llevar a cualquier sitio. Pero… ¿Qué frutos secos? Los más adecuados son las almendras, las avellanas, nueces, pistachos y nueces. Tienen una alta cantidad de vitaminas y ácidos grasos saludables.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *