Técnicas de estudio: ¿Cómo hacer un buen esquema?

Técnicas de estudio: ¿Cómo hacer un buen esquema?

¡Hola! Una de las cosas que más me ayudan a estudiar son los esquemas. Pero claro, no sirve con hacer cualquier esquema. Debe ser uno que cumpla una serie de requisitos y que os voy a explicar en este post.

Y es que un buen esquema te puede ayudar muchísimo a la hora de quedarte con las ideas principales de un tema, de memorizar un tema y para no dejarte nada atrás.

¿Qué requisitos debe cumplir un buen esquema?

Antes que nada, lo primero que debes hacer es leer el tema completo del que quieras hacer el esquema, o el punto del tema del que lo quieras hacer.

Es algo fundamental, ya que sin una lectura comprendiendo el texto, no serás capaz de sacar las ideas principales necesarias para elaborar el esquema.

Ten en cuenta que no es un resumen, por lo que debes sacar en claro ideas clave, palabras significativas de cada definición, clasificaciones… Pero no desarrollar cada una, ya que eso lo harás mientras estudias o en un resumen, pero no en la elaboración del esquema.

Yo suelo leerme el tema, y en la segunda lectura, voy haciendo el esquema del tema. Luego me olvido un poco del esquema hasta que toca repaso de los temas. Entonces es cuando los uso para hacer un repaso rápido de las cosas importantes que no puedo dejarme atrás. Ya después se desarrollarán más o menos en el examen en función de lo que te acuerdes de haber estudiado. Pero al menos, lo del esquema, que es fundamental, no lo debes olvidar.

Vamos a resumir los requisitos:

  • Antes de hacerlo, lee con detenimiento el punto o tema
  • Extrae ideas clave, palabras o clasificaciones para el esquema
  • Usa llaves, paréntesis, flechas y colores para que te resulte más claro visualmente y sea más fácil de recordar. Por ejemplo, la fecha para las definiciones (palabras clave) en verde, para clasificaciones en rosa, para datos históricos con fechas en azul… Yo uso muchos bolis de colores.
  • Una vez acabado, vuelve a leer el tema o punto con el esquema delante y mirra si realmente has anotado todos los conceptos importantes y si realmente te resulta útil la información que has puesto para desarrollar el punto o tema a partir del esquema realizado.

Como os decía, un esquema es algo muy útil a la hora de estudiar. Y es que te obliga a sacar conclusiones y analizar el texto de manera que lo comprendas. De ese modo es mucho más fácil memorizar y recordar después.

En la siguiente parte de este post, hablaremos de los mapas mentales. Para mí son muy prácticos mientras estudio. No los hago a limpio ni bonitos, sino que que los hago a la vez que memorizo. Ya os contaré, pero de momento os dejo un enlace por si queréis crear un mapa mental en Canva, que es lo que suelo usar. La verdad es que uso esta app para muchas cosas, incluidos los imprimibles del blog. Si queréis que haga tutoriales para usar la herramienta, me decís 😉

Por cierto, los esquemas podéis pasarlos después a limpio con alguna herramienta web. Es algo opcional y la verdad que al ir creándolo, te vas aprendiendo el esquema a la vez que lo pasas a la web. Hay muchas herramientas gratuitas en Google, por ejemplo, también puedes hacer un mapa conceptual en Canva, es muy fácil y rápido.

Os voy a poner un ejemplo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pinterest
Pinterest
fb-share-icon
WhatsApp