Quiero ser maestro de primaria: ¿Qué necesito?

Quiero ser maestro de primaria: ¿Qué necesito?

¡Hola! Hoy vamos a hablar de profesiones. Ejercer como maestro de primaria es una de las profesiones más enriquecedoras y demandadas en nuestro país. Entre los motivos por los que los estudiantes eligen esta profesión se encuentran múltiples ventajas y beneficios personales y laborales. Aunque para mí, la vocación es fundamental. Yo me estoy preparando para Secundaria y es porque me encanta.

Uno de los beneficios de ser maestro/a o profesor/a es la posibilidad de crear un vínculo especial con los alumnos, que se encuentran en las edades más especiales de su vida. Estamos hablando de aquellos estudiantes con una edad que oscila entre los seis y doce años, por lo que esto se trata de una salida perfecta para aquellos amantes de los niños y la educación.

Sin embargo, para llegar a ser maestro de primaria en la escuela pública, es necesario superar una oposición. Esta prueba, convocada de manera regular en las comunidades autónomas de nuestro país, a menudo se presenta como uno de los miedos más grandes para que ellos graduados que quieren empezar su experiencia docente en un colegio público.

Por ello, si estás interesado en saber cómo ser profesor de primaria en España o estás planteándote opositar para convertirte en docente de la escuela pública, a continuación repasaremos algunos los detalles más importantes en este proceso

Aprobar la oposición de maestro de primaria: requisitos y análisis del proceso

Opositar es uno de los procesos más difíciles en la vida de los adultos y recién graduados en la universidad, especialmente para aquellos interesados en comenzar su trayectoria como maestros de primaria en España. Y si ya sumamos trabajo y familia…

Esta profesión requiere vocación y responsabilidad por parte del futuro maestro, ya que implica a menores de edad en pleno proceso de crecimiento personal, social y académico. Sin embargo, la satisfacción personal que implica conseguir una plaza fija en una escuela es motivo más que suficiente para que una oposición merezca la pena. Además, se trata de una ocasión perfecta para aprender a transmitir tus valores y poder convertirte en un referente personal y emocional para los alumnos.

Para comenzar a opositar, es necesario contar con la carrera de educación primaria. Esta titulación universitaria capacita al graduado para la docencia en las escuelas públicas y en centros de educación primaria. Una vez claro esto, es lógico, asumir que el candidato deberá ser mayor de edad y certificar el conocimiento de la lengua oficial y cooficial de la comunidad autónoma en la que se encuentre la escuela deseada. 

Asimismo, es de vital importancia saber que serán excluidos aquellos candidatos que posean antecedentes penales o hayan sido inhabilitados del ejercicio de las funciones públicas. Este requisito se suma a una adecuada salud física, psíquica y mental del futuro profesor. De lo contrario, no presentará los requisitos necesarios para acceder a una oposición para convertirse maestro de educación primaria.

Una vez se reúnan estos factores, podrás empezar a opositar. Generalmente, este proceso se trata de un concurso-oposición, compuesto por dos fases eliminatorias y una fase encargada de evaluar los méritos del candidato.

Tras superar la prueba de conocimientos y comprobar la aptitud pedagógica del candidato, se puede confirmar que el candidato es apto para la docencia. Sin embargo, la oposición no acabará ahí, ya que se procederá a calcular la media aritmética de las dos pruebas, antes de proceder a la fase de concurso. En ella, se valorarán los méritos del opositor en función a su experiencia y formación académica, entre otros factores.

Esta parte de la oposición equivale a un 40% de la nota final, y una vez el concurso oposición haya llegado a su fin, el opositor conoce si es apto o no para entrar entre los candidatos a una plaza fija de la escuela pública. De lo contrario, el opositor ingresará en la bolsa de trabajo de interinos para cubrir próximos vacantes libres en la escuela pública.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.