Hipoacusia  o pérdida de audición en niños

Hipoacusia o pérdida de audición en niños

¡Hola! Hoy vamos a hablar de la hipoacusia en niños. No se si sabéis lo que es. Hoy conoceremos más este problema gracias a Cochlear.

Vamos a empezar por el principio…

¿Qué es la hipoacusia?

Se trata de la disminución del nivel de audición por debajo de los límites normales y que puede afectar a un oído o a los dos. Este problema no es algo que ocurra en la vejez cuando te haces mayor exclusivamente, sino que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. Pero claro, cuando aparece en los peques… es otro tema.

Cuando ocurre en niños, este problema puede tener consecuencias en su lenguaje y proceso de aprendizaje y puede incluso afectar al desarrollo psicológico del niño.

Es muy importante detectar estos problemas de manera precoz, aunque a los peques al nacer le hacen la prueba del oído para ver si todo va bien o si, por el contrario, hay algún problema.

¿Qué tipos de hipoacusia hay?

Hay dos tipos diferentes:

  • Hipoacusia de transmisión: Es la más común en los peques y afecta al oído interno. Generalmente suele tener su origen en algún tipo de otitis, como consecuencia de alguna otitis anterior, un tapón de cera, alguna pequeña malformación en los huesecillos del oído…
  • Hipoacusia de percepción: Este tipo de hipoacusia es más serio ya que afecta a la cóclea, al nervio auditivo… Por suerte, son mucho menos frecuentes que el otro tipo de hipoacusia y se suelen deber a que sean prematuros, algún tipo de sufrimiento en el parto o problemas en el embarazo, problemas heredados… incluso por enfermedades infecciosas apareciendo después o por enfermedades hereditarias que hagan que aparezca poco a poco.
Sordera en niños

En los peques ya más mayores, hay señales que nos pueden indicar que hay algún problema de pérdida de audición, aunque sea leve y a los que es importante esta atentos.

Señales de alerta. Mi hijo no escucha bien

Como decía, hay diferentes señales de alerta que nos hacen pensar que mi bebé no escucha de un oído, o mi hija no escucha muy bien…

En bebés (Hasta 12 meses más o menos):

  • No se sobresalta cuando escucha un ruido fuerte.
  • No reconoce la voz de sus padres cuando llora y no se calma al escucharlos.
  • No mueve los ojos hacia el lugar de origen de los sonidos.
  • No responde a cambios en el tono de voz.
  • No presta atención al poner música.
  • No nota que un juguete hace sonidos.
  • A partir de 6 meses no reacciona a palabras básicas como mamá, papá, agua…

Más mayorcitos:

  • Siente dolor en los oídos.
  • Tiene pérdidas de equilibrio.
  • Nota zumbido en los oídos.
  • Necesita acercarse para entender lo que le dice alguien
  • Habla muy alto
  • Necesita escuchar la música, radio o televisión demasiado alta
  • Tiene colapsos en la comunicación y se frustra
  • Está atrasado con respecto al habla

¿Qué hacer si detectamos estas señales?

Pues lo lógico. Acudir a un profesional, al pediatra del peque que le hará las pruebas oportunas o lo derivará al especialista para comprobar si efectivamente existe algún problema o no. Si tienes la opción, puedes acudir al otorrino directamente o a un centro de audición.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *