De relax en mi hamaca

¡Hola! Llevo una temporada con cansancio acumulado. Si unimos que por la fibro, suelo tener más cansancio de lo normal y que no duermo del todo bien, a la carga de trabajo de este año, la mezcla es ojeras, bolsas y una soñarrera horrorosa todo el día. Pero este finde, he tenido mi ratito de relax en mi hamaca nueva.

Y de eso justo os quería hablar. Bueno, de varias cosas a la vez pero que van conectadas. Lo primero, hay que buscar momentos de desconexión porque le hacen falta a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Tenemos un límite o no debemos rebasarlo. Y es que con el trabajo, el máster, las prácticas… no tengo tiempo para mí. Pero este puente (aquí hemos tenido puente) he aprovechado para ir a andar con mi perra (que ya estará oficialmente adoptada cuando leáis este post, al igual que ya lo está su hermano), hacer zumba y relajarme en mi nueva hamaca en la terraza de casa.

En realidad me he tenido que turnar con mis hijos, porque entre que es la novedad en casa y que es ultra cómoda, hay que sacar tique para usarla. Bueno, y que la perra se me sube conmigo a la hamaca y no me deja ni un minuto.

Pues a lo que iba. Hace unas semanas que colaboro con la UMA (Universidad de Málaga) en un reto para ser #SocialChallengueMaker

¿Y qué es? Pues ayudar a visibilizar acciones que ayuden a nuestro planeta y nuestra sociedad a mejorar. Hablando de comercio justo, sostenibilidad, reciclaje, igualdad de oportunidades, educación inclusiva, cambios de hábitos hacia unos más saludables…

Estaréis pensando que qué tiene que ver esto con la hamaca. Pues mucho. Porque os quería dar a conocer la empresa que las fabrica y que elabora sus hamacas y sillas colgantes a mano gracias a tejedores de hamacas tradicionales en Colombia, Brasil y la India. Su nombre es Tropilex.

La historia de Tropilex - Hamacas tejidas a mano | Tropilex

Por lo que he podido ver, es una empresa que intenta velar por el bienestar de sus trabajadores y por unas condiciones de trabajo dignas. Y creo que eso es algo a tener muy en cuenta.

Además, se encargan de verificar la procedencia de las materias primas usadas para ver en qué condiciones se han obtenido.

Pero es que además, ayudan de muchas otras formas. Donan un porcentaje de sus ventas anuales mundiales, a empresas sin ánimo de lucro que velan por el medioambiente. También utilizan cajas recicladas y envases sostenibles para enviar sus productos.

También, realizan sus envíos a través de una empresa de mensajería caracterizada por la huella de carbono cero.

Personalmente, me llama mucho la atención cuando una empresa está tan atenta a estos detalles y me gusta. Creo que cuando compremos algo, en lo que tenemos varias opciones, no nos cuesta mucho trabajo mirar a procedencia o si llevan a cabo medidas como las anteriores.

Cualquier pequeño grano, ayuda a hacer un gran cambio.

Y si encima sumamos, que tienen unas hamacas y sillas colgantes preciosas y ultra cómodas, ya ni os cuento.

Os enseño una foto de este fin de semana con mis perros..

Hamaca para colgar de Tropilex

Sinceramente. Ese rato de relax no estaba pagado…

Estando tumbada, he vuelto a mi infancia y he recordado las tardes estudiando tumbada en el chinchorro en el porche de casa de mi madre. Lo trajo mi madre de un viaje a Venezuela y era casi igual a este.

Hamaca para colgar de Tropilex

Os dejo algunas imágenes de lo que podéis encontrar en su web: Tropilex

Seguro que os encantan!!!

¿Qué os parecen? a nosotros nos ha encantado 😉

Yo os leo aquí tumbada…

Hamaca para colgar de Tropilex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *