Síntomas de embarazo, molestias y alegrías

¡Hola! Hoy vengo con un post informativo y nostálgico. Y es que vamos a hablar de síntomas de embarazo, así como de otras posibles molestias o alegrías, dependiendo del caso. Y es que cada embarazo es un mundo, como se suele decir. ¿Y lo de nostálgico? Pues porque os voy a contar mi experiencia personal en los embarazos y cómo llevé cada uno. Ya os adelanto… Fueron dos embarazos muy diferentes. Pero también, vamos a contar con la experiencia de diferentes mamis blogueras, que nos han contado sus primeros síntomas y complicaciones. 

Cerca de vientre embarazado sobre fondo rosa Foto Premium

Primeros síntomas de embarazo

Vamos a hablar de esos primeros síntomas que se sienten cuando te quedas embarazada. Es un tema del que se ha hablado en muchos posts y en muchas webs. Hay un artículo muy completo de síntomas de embarazo que me gusta que es de Etapa Infantil y que he usado como referencia para este post. Pero hoy quiero hablaros desde un punto de vista más personal.

Los primeros cambios hormonales en el cuerpo empiezan a producirse en la segunda semana del embarazo. Por lo que hasta poco antes de la primera falta, normalmente no se suele notar nada. De todos modos, cada embarazo es diferente y puede que no notes nada hasta pasadas varias semanas, incluyendo la amenorrea.

Cólicos, vómitos y náuseas

En las primeras semanas, y debido a los cambios hormonales de nuestro cuerpo, pueden aparecer pequeños cólicos que a veces podemos confundir con la proximidad de la bajada de la regla.

Suelen durar casi todo el embarazo o, al menor, el primer trimestre completo. Las náuseas suelen aparecer por la mañana, así como los vómitos. Si son muy frecuentes o dolorosos, lo mejor es acudir al médico para que recete lo que estime conveniente en cada caso.

En mi caso, tuve bastantes náuseas en los dos embarazos, pero por suerte, nunca llegué a vomitar. Y eso es una maravilla 😉

Mujer asiática que sufre dolor de estómago. Foto Premium

Pérdidas de sangre o manchado

En las primeras semanas se produce el sangrado de implantación. Esto ocurre cuando el óvulo fecundado intenta anidar en la pared del útero.

Normalmente el tono de la sangre puede ser marrón oscuro o hasta rosa muy clarito. En mi caso fue marrón oscuro en los dos embarazos. Puede durar dos o tres días y no pasa nada.

En mi primer embarazo, volví a manchar alrededor de la segunda falta y el color ya empezaba a ser rojo más intenso y en mayor cantidad. Motivo por el cual acudí a urgencias y estuve con tratamiento y reposo por amenaza de aborto. En una semana estaba perfecta y el embarazo siguió su curso sin ningún otro contratiempo.

Aumento del pecho y sensibilidad

Otro de los síntomas más evidentes. Y para las que no tenemos mucho pecho, una alegría lo del aumento jajajaja. Pero ojo, que lo que sube, baja y no queda igual. Pero con el tiempo todo vuelve a su lugar. No hay prisa y más si es señal de que has tenido un peque.

La sensibilidad sí es más fastidiosa. Puede llegar a molestarte el roce del sujetador, de una camiseta… Personalmente, me aliviaba mucho darme una ducha con agua fresquita. Porque, además, cogen una temperatura…

Cansancio

Esto es debido a que aumenta el nivel de progesterona en nuestro cuerpo. Esta hormona ayuda, entre otras cosas, a estimularla vascularización de la mucosa uterina. Esto provoca un efecto relajante en nuestro útero y en nosotras directamente.

Te sientes más cansada, con sueño todo el día y más torpe. En mi caso, en el primer embarazo me mandaron óvulos de progesterona por la amenaza de aborto. Imaginad la subida del nivel y el cansancio que llegué a tener en esos días. Ya de por sí, en los embarazos soy una pequeña marmota.

Además,entre los cambios hormonales y la falta de descanso, puedes llegar a estar bastante irritable y con cambios en el ánimo bastantes evidentes. Como decía mi marido: » No te aguantas ni tú»

Y era cierto jajajaja

Imagen cedida por «Me salen alas» y me encanta 😉

Aumento en la sensibilidad olfativa

Fue uno de mis primeros síntomas de embarazo. En el de la pequeña, supe que estaba embarazada antes de la primera falta por este síntoma. Mi marido estaba haciendo palomitas en el microondas para ver una película. Yo me había equivocado al comprarlas, y había cogido unas con aceite de oliva, que al hacerlas olía todo a aceite. Recuerdo que me invadió un olor como si me metieran en una refinería de aceite, y eso que la puerta de la cocina estaba cerrada. Recuerdo las náuseas que me entraron. Cuando salió mi marido con las palomitas, le dije: «Creo que el segundo viene en camino» aunque en realidad, fue segunda.

Experiencias personales del embarazo

Como os vengo contando, los dos embarazos fueron muy diferentes. Ya os he dicho, que en el primero tuve una amenaza de aborto al principio, pero después el embarazo se pasó volando y con síntomas muy leves de embarazo. El parto del primero, me daría para un post entero.

La segunda, en cambio, me dio un embarazo… Empecé genial. Menos náuseas que el primero, ningún vómito, ya le tenía cogido el truquillo a dormir embarazada, engordé algo menos… Pero en la semana 20 o así la cosa de empezó a complicar. Tuve dos infecciones de orina (algo también bastante común en los embarazos) que se empezaron a complicar. Ya empecé a tener sangre en la orina y que llevó a tener contracciones prematuras.

Al principio eran pocas, pero llegó un momento que no me podía ni mover del sofá porque me daban contracciones. Derivaron en una amenaza de parto prematuro y en varios ingresos, uno de ellos de más de una semana. Algo que llevé fatal porque ya tenía al mayor con 3 añitos y no tenemos familia en la provincia. Al final, entre tratamientos y reposo absoluto, llegamos a la semana 37.

Así que, por favor, al menor síntoma de infección de orina como puede ser el ardor al orinar, acudid al médico. Lo del aumento de frecuencia, es habitual en el embarazo.

De la segunda, me animé y todo a escribir un pequeño diario de embarazo, aunque viene del blog cuando era blogger y se ha descuadrado un poco. Todavía me siguen quedando cosas que arreglar de los inicios del blog hace ya 9 años.

Hoy cuento con algunas invitadas, que nos van a contar sus experiencias y sus síntomas de embarazo.

El Patito Pelirrojo

Cuando me quede embarazada de la segunda tras un embarazo normal, solo pensaba en que el segundo sería igual pero ya antes de notar la primera falta tenía dolores como pequeñas contracciones y fue mi único síntoma en si, pero el embarazo se complicó con amenazas de parto prematuro que no pasaron de sustos entre otras cosas y finalmente diagnosticaron quistes coroideos y un CIR que luego paso.

Con el tercero pensábamos que ya lo habíamos pasado todo y llego la hiperemesis gravidica grave, o lo que es lo mismo vomitar hasta sangre del primer al último día que conllevó ingresos en observación por deshidratación, además de eso se volvió a repetir la historia que con su hermana, los quistes y un CIR más agresivo, mis arterias uterinas no pasaban fluidos y esto hizo que en la semana 20 se parase el crecimiento con aproximadamente 727 gramos aunque semanas más tarde por suerte de forma lentita volvió a ganar y nació sano y con 2,775kg.

El Patito Pelirrojo

@lamodaevita

Me quedé embarazada en el 2017 y mi pequeña Alma nació en Abril del 2018. Desde el primer momento me sentí fenomenal y en general no puedo decir que tuviera un mal embarazo, todo lo contrario, fue una experiencia increíble, ver cómo cambia tu cuerpo y se va desarrollando la vida de tu futuro bebé.

Sin embargo en una de mis revisiones encontraron un problema, «Arteria umbilical única» AUU  Entre las malformaciones del cordón umbilical, la AUU es la más frecuente, con una incidencia entre el 0,5% y el 0,7% de todos los embarazos, 1% en fetos únicos y hasta un 5% en fetos múltiples. La verdad es que fue un jarro de agua fría total, ya que, siendo los porcentajes tan bajos, siempre te preguntas ¿por qué a mí? La malformación del cordón no me impidió hacer vida normal, incluso el feto seguía cogiendo su peso normal, (te indican que hay que estar muy pendiente de esto hasta la semana 30/33, que es cuando se alcanza el mayor peligro en el desarrollo del feto)

No hay mucha información sobre este tema, para que os hagáis una idea es como si funcionamos con un solo riñón de los dos que tenemos, el problema vendría dado cuando éste fallara, y no llegará alimento al feto. Tuve miedo cuando me lo comunicaron pero siempre fui positiva y no deje que la info que encontré me afectara. Mi hija nació sana por cesárea y mi embarazo no se vio afectado por esto.

@lamodaevita

One thought on “Síntomas de embarazo, molestias y alegrías”

  1. Desde luego, ¡cada embarazo es un mundo! En mi caso, tuve náuseas de principio a fin, aunque las tuve controladas con la medicación (eso sí, tuve que tomarla hasta el mismo día del parto). Pero ni una sola molestia más, así que lo llevé bastante bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *