Celebrando un día especial con chuches

¡Hola! En nuestro día a día hay prisas y problemas. Siempre corriendo a todas partes. Atrás quedan los años en los que las máximas preocupaciones eran que el verano fuera eterno, que mandaran pocos deberes y llegar a ser el primero o la primera en comerte la gominola en forma de corazón de la bolsa de chuches que compartías con tus amigos… Eran mis favoritas junto a las fresitas jajaja

Las chuches nunca faltan en ninguna celebración desde que tenemos uso de razón y es algo que se ha transmitido de generación en generación. Cumpleaños, comuniones, bodas y en los logros del día a día para darnos un capricho. Siempre son buena idea, pero para ocasiones especiales. Las chucherías tienen una gran cantidad de azúcar por lo que hay que comerlas en días puntuales y con cabeza.

Además, nadie se queda atrás. Últimamente parece que se han concienciado y todos podemos disfrutar de este pequeño capricho porque hay chuches de todo tipo:  sin gluten, sin materia grasa, sin azúcar, sin lactosa, sin colorantes artificiales…

Para los más creativos, existen muchas maneras originales de presentarlas. A continuación os cuento algunas ideas para que os animéis a tener un detalle con vuestros amigos, familias o con vosotros mismos en dos celebraciones muy especiales.

 

CHUCHES DE HALLOWEEN

 

La noche más tenebrosa y divertida sin duda es Halloween. Hay numerosas y originales maneras de entretener a los más pequeños de la casa jugando con la fantasía con la que seguro pasaréis una noche de miedo. Además, la noche de halloween es la noche del truco o trato. ¿Quién podría resistirse a llenar de chuches las calabazas de esos pequeños monstruitos? Nosotros solemos ponerla en la entrada de casa.

Hay chuches especiales para esta celebración: Dedos de picapica, calaveras de gominola, ojos “sangrientos”, gusanos, gatos negros de regaliz, dentaduras comestibles con colmillos de drácula… incluso surtidos preparados con esta temática para colocar dentro de las piñatas sin necesidad de seleccionar tú las chuches.

Si se te ha echado el tiempo encima no te preocupes. Hay sitios en los que venden este tipo de chuches específicas para las fechas,pero también tenéis la opción de pedir chuches online , ya que tienen divididas las chuches por temática y variedad y te llegan a casa en menos de 48 horas.

 

CHUCHES DE NAVIDAD

 

La navidad es el motivo perfecto para compartir juntos un momento dulce con chuches de navidad. Hay diferentes opciones, os las cuento y después os digolo que nosotros solemos hacer en casa por tradición familiar.

 

  • Tarta de chuches: Con una base de corchopán (también conocido como poliestireno expandido) y palillos, se pueden hacer tartas enteras de chucherías. Lo bonito es jugar con las formas, colores y dar rienda suelta a la imaginación. Una idea para que no se vea la base es llenarla de lenguas rojas (aunque también las hay verdes, azules y multicolores).

 

  • Árbol de navidad de chuches: Con la misma elaboración que la tarta pero buscando un corchopán en forma piramidal y chuches en tonos verdes.

 

  • Decorar postres: ¿has pensado en darle una mejor presentación a tus postres? Puedes probar a decorarlos con chuches. Por ejemplo: hacer que un cupcake parezca una tortuguita comprando chuches verdes para la cabeza, aletas y cola. El caparazón puede ser cualquier chuches con forma circular.

 

  • Ramos de chuches: A modo de ramo de rosas, puedes utilizar pinchitos como tallo y fresones y lenguas enroscadas para darle forma de flor, perfecto para un regalo de amigo invisible.

 

  • Pinchitos de chuches: Puede ser un postre divertido. Ensartas tus gominolas favoritas y seguro que no dejarás a nadie indiferente. Una buena idea es con lengua verde plegada, hacer la forma de un árbol de navidad y ensartarlo. En la punta puedes buscar una gominola con forma de estrella.

 

  • Chuches de navidad: Una manera de entretener a los más pequeños son las que vienen en envases con los que se puede jugar como por ejemplo: relojes, bastones, silbatos, animales… es una buena idea para no dañar al medio ambiente generando basura puesto que reutilizan el plástico del envoltorio.

 

 

Nosotros tenemos varias costumbres. Desde que era pequeña, mi madre pone una bandeja de rosquitos y mantecados en el salón y le pone cacahuetes con chocolate (de la marca que sean) por encima. Al final siempre nos comíamos los cacahuetes y se quedaban ahí los mantecados jajajaj

También los Reyes suelen poner chuches en los zapatos la mañana de Reyes o por encima de los regalos.

 

 

CELEBRAR EL DÍA A DÍA

En nuestro día a día, tenemos pequeños logros que también hay que celebrar. Las chuches son una buena idea para tener un detalle con nuestros seres queridos, endulzarnos los malos momentos y para celebrar nuestras pequeñas victorias. Pero como os decía, con moderación. Nada en exceso es bueno. Nosotros las chuches son para cumples, días de cine o un huevo sorpresa cuando aprueban un exámen 😉

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *