Polvos holi para fiestas infantiles. Receta.

¡Hola! ¿Conocéis los polvos holi? Seguro que los conoces o has escuchado hablar de ellos alguna vez. Hoy os quiero contar qué son, cómo se hacen y las precauciones a tomar con los peques.

¿Qué son los polvos holi?

Los polvos de colores Holi son originarios de la India y se suelen utilizar para festejar el inicio de la primavera. Se suelen utilizar para lanzarlos por el aire, pintarse el cuerpo, decorar las calles con mandalas pintadas por el suelo…

Para dibujar, puedes mezclarlos con un poco de agua y crear una pintura de colores. Dan mucho juego y son muy divertidos.

 

¿Son peligrosos los polvos holi?

No. Pero hay que tomar algunas precauciones si se van a estar lanzando polvos de colores por encima…

  • Proteger las vías respiratorias con una mascarilla. Están realizados con ingredientes alimentarios pero no está de más prevenir con los peques y los no tan peques…
  • Aplica crema hidratantes antes y después de jugar con los polvos holi para mantener la piel en perfecto estado y ayudarán a eliminarla mejor después.
  • A los peques les puedes poner gafas de bucear si van a lanzarse los polvos a la cara. Evitarás que le entren en los ojos. Aunque los polvos no contienen sustancias irritantes para los ojos, pueden causarles sequedad.
  • Se pueden eliminar con agua, pero en la cara es mucho más efectivo eliminarlo con crema hidratante y un algodón.

 

 

Recomendaciones para pasarlo bien

  • Usar ropa blanca ya que los colores resaltan más
  • Los polvos holi se lavan bien, pero no está de más que uses prendas y calzado al que no le tengas un aprecio especial
  • Hazlo en días soleados ya que con lluvia no es apropiado
  • Hazlo en sitios abiertos y que sean fáciles de limpiar después
  • Si vas a hacer fotos con el móvil, ponle una funda ya que el polvo es muy fino y puede entrar por los orificios del móvil

 

 

¿Cómo se hacen los polvos holi?

Ingredientes para hacer polvos Holi de colores:

  • Harina de maíz
  • Agua
  • Colorante alimentario de colores

Receta:

Lo primero es coger una taza o un bol y añadir bastante maicena, tanta como cantidad de polvo de colores necesites.  Después añade unas gotas de colorante alimenticio del color que quieras. Si lo vas a querer de varios colores, tendrás que repetir la receta varias veces e ir mezclando cuidadosamente hasta que el colorante tiña toda la maicena.

Para que se mezcle bien, hay que ir añadiendo agua poco a poco e ir mezclando hasta que la maicena coja el color por todas partes y no queden partes del bol sin teñir. Añade el agua con cuidado de no pasarte ya que si queda líquida no os servirá. Tampoco si pones poca si se queda pastosa y con grumos.

Y si no, pues siempre la podéis comprar polvos holi ya hechos de todos los colores que queráis jajajaj Yo lo veo más rápido y cómodo 😉

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *