Niños y perros: 5 beneficios de tener mascota

Cuando los peques llegaron a nuestras vidas, ya teníamos perro. Y la verdad es que una de las preocupaciones que teníamos (yo no, mi marido más bien) era sí era bueno tener perro con un niño pequeño. Yo no estaba dispuesta a dar a mi perro a nadie, a pesar de que muchos me decían que no era aconsejable. El pobre ya venía de una perrera y no iba a llevarlo a otra.

Desde que nació mi hijo mayor Isidro, nuestro perro Trompi (un Spitz Alemán) se ha convertido en su protector y guardián. Dormía bajo su cuna y se tumbaba siempre a su lado cuando nació. Ahora, con la pequeña hace lo mismo… Bueno, a ella la persigue más porque sabe que siempre comen casi a medias. Esta patata para mí… y esta patata para Trompi… Jajajajaj Hacen un buen equipo. Tengo un perro aspiradora, no llega nada al suelo.

Juegan juntos, le dan los buenos días y las buenas noches, lo pasean, corren con él… Un perro y dos niños.

Y no me arrepiento para nada.

Y es que un perro no es solamente una mascota, es parte de la familia. Un perro enseña a los niños lo que es la amistad y la lealtad. Siempre están a tu lado, como los verdaderos amigos.

toddler-1208260_1920

¿Y qué beneficios tienen para los niños?

Pues son muchos, pero hoy solamente vamos a nombrar 5 de ellos:

  • Numerosos estudios demuestran que tener perro disminuye el stress de los niños (y de los mayores), ayuda a calmarse y a ser menos agresivos, controlando mejor sus impulsos.
  • Suele mejorar la condición física y a evitar el sedentarismo de los niños. Pueden salir a pasear, correr y jugar con su perro al aire libre.
  • Tener un perro no es todo diversión. El perro tiene sus necesidades y puede ser una buena forma de enseñar responsabilidades a los niños: Alimentarlo, sacarlo a pasear, cepillarle el pelo…
  • Ayuda en momentos de tristeza o soledad. A veces los niños y los adultos nos sentimos tristes y el mero de hecho de tener al lado a tu mascota en el silencio, ayuda a tranquilizarse y a relajarse. Algunos informes explican que el mero hecho de acariciar al perro ayuda a mejorar la tensión arterial y el ritmo cardíaco.
  • Según algunos científicos suecos, los niños que crecen con un perro a su lado, tiene menos probabilidad de desarrollar alergias y asma. Se debe a que la exposición prolongada a los microbios que hay en el polvo y las toxinas en casas con perro, hacen que desarrollen mayor protección contra las alergias.
http://www.tnrelaciones.com/
Visto en http://www.tnrelaciones.com/

¿En casa tienes perro? ¿Nos cuentas tu experiencia?

Estaremos encantados de escucharte!!

 

Deja un comentario