5 Ideas de recetas fáciles con surimi

5 Ideas de recetas fáciles con surimi

¡Hola! Hoy retomo los posts de cocina y es que ya sabéis que por estas fechas siempre lo retomo porque me gusta enseñaros recetas de cara a la Navidad o recetas que nos puedan sacar de un apuro o de un día en el que no te apetezca demasiado liarte en la cocina.

Hoy os voy a dejar recetas con un elemento en común, el surimi. Y es que me vuelven loca desde que era pequeña. Recuerdo que mi madre los sacaba del congelador y los metía en un vaso de agua para descongelarlos antes de ponerse a hacer la cena, y que cuando llegaba siempre quedaban menos. Lo sigo haciendo, pero como los saco yo, pues saco algunos extras porque me los como antes de que lleguen a la receta o al plato. Los hay de muchas marcas y marcas blancas, pero siempre compro los mismos, las barritas Krissia porque me gustan más.

Por cierto, de toda la vida le hemos dicho los palitos de cangrejo, pero no son de cangrejo. Son de Abadejo de Alaska, que es un tipo de Bacalao. Y por cierto, no llevan conservantes ni colorantes, son fuente de proteínas, tienen muy pocas calorías por barrita, sin gluten, con omega 3…

Os voy a dejar 5 recetas fáciles, pero empiezo por mi favorita de todas. Las barritas al ajillo.

Surimi al ajillo

La receta no tiene misterio, yo antes desmenuzaba los palitos, pero ahora ya venden rallado directamente, así que me ahorro hasta eso.

Lo único que tienes que hacer es poner un poco de aceite de oliva y freír unos ajitos picados. Cuando se doren, añade las barritas ya ralladas y dora un poco. Listo. Ya está el plato preparado… Si quieres un toque picantito, puedes poner una guindilla. Yo se lo suelo poner.

Chips de surimi

Perfectos para mojar en guacamole, hummus… Simplemente tienes que extraer láminas de las barritas, más o menos del ancho de la misma barrita. Después, lo puedes hacer en horno o en freidora de aire. En el horno ya precalentado tardan unos 15 o 20 minutos a 200 grados. En la freidora de aire tardan menos incluso. En 10 minutos los tenéis. Yo suelo aprovechar y también hago las tortitas de trigo contadas en triángulos (si cortas como una pizza, salen unos 8 triángulos) y uso las dos cosas para comer el guacamole, el hummus o algún pate casero que hagas (idea: el de anchoas y sardinas está tremendo con estas chips).

Pasta con gambas, calabacín y surimi

Puedes hacer la pasta que prefieras, o incluso hacer pasa con calabacín. Simplemente refríe en una sartén, con un poco de aceite de oliva, unas gambas, unos taquitos de calabacín (si vas a hacer los fideos de calabacín, no) y unas barritas ralladas o partidas a trocitos. Después mezcla con la pasta ya cocida y a comer. En lo que se hace la pasta, tienes lo otro preparado y hasta la mesa puesta. Así que no se tarda mucho y está muy rico. Por cierto, yo le pongo una guindilla también 😉

Sandwiches mix

Otro de mis favoritos y que hago por mi madre. Lo hacíamos siempre que nos sobraba pollo al mediodía para aprovecharlo.

Tienes que desmenuzar el pollo muy finito. Después añadir el surimi rallado o si lo tienes en barritas, lo desmenuzas. Pon un poco de lechuga también cortada muy pequeña uy mezcla con salsa. Puedes usar mayonesa, salsa de yogurt, queso de untar…

Y ya solamente queda tostar el pan y añadir nuestro mix. Está riquísimo.

Bocapizza casero

Otra de nuestras cenas rápidas favoritas. Yo no suelo comprar mucho pan para la comida, pero cuando compro siempre sobra. Una idea para la cena es partir una barra y abrirla para hacer bocapizzas. Imagino que muchos lo haréis y hay mil opciones para hacerlas. Pues tenéis que probar con tomate natural, tacos de queso (con feta sale riquísimo) y un poco de surimi, si puede estar rallado mejor. Le puedes poner un poco de queso rallado para fundir por encima y al horno hasta que se dore.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pinterest
Pinterest
fb-share-icon
WhatsApp