Presentar trabajos bonitos, empieza por la portada

Presentar trabajos bonitos, empieza por la portada

¡Hola! Es más que lógico que, para que un trabajo sea interesante y tenga una buena recepción, el contenido en general debe ser bueno. Pero eso no quiere decir que la portada pueda marcar una diferencia positiva desde el primer instante que se mire, sea un profesor en la universidad o un jefe en la empresa.

Poner atención a cada uno de los detalles que intervienen en el éxito de un trabajo está bien, sin embargo, también es necesario afirmar que no todos los elementos tienen la misma importancia, y más aún, no todas las partes de un trabajo, de un informe o un ensayo están diseñadas para ser flexibles o para causar gran impacto en el lector. La portada es precisamente uno de los elementos más versátiles en ese sentido.

Seguir las normas, primero que nada

Aunque la creatividad sin límites sea la bandera, en el caso de los trabajos formales y al momento de crear portadas bonitas, es necesario seguir a rajatabla las normas, que en ese caso suelen ser los reglamentos oficiales para la presentación de trabajos escritos, sean derivadas de las normas ICONTEC, las APA o Vancouver. Las normas APA fueron mi pesadilla en el Máster…

Si se siguen las normas y todo coincide con lo que estas señalan, a partir de allí se puede ser tan creativo como se desee, porque realmente, todo será válido y estará dentro de “lo establecido.”

Las normas, en el caso de ICONTEC, tienen que ver con las tipografías, los márgenes, interlineados y otra serie de especificaciones técnicas que atañen a las portadas, y a todo el trabajo en definitiva. A pesar de ello, no dejan de ser flexibles e interpretables, pudiendo ser creativos a partir de estas.

Elegancia y sobriedad

Si se trata de trabajos muy formales o de una presentación para la empresa, el consejo creativo es mantener siempre la sobriedad que distingue dicho entorno y la elegancia que merece tal presentación escrita.

Para mantener la sobriedad, lo primordial es no abusar de los colores, de las tipografías extrañas o muy transgresoras, y de ser posible, evitar los gráficos tipo imagen, prefiriendo más los diseños vectoriales que vayan en consonancia con lo expuesto en la portada.

En referencia a lo que se consideraría una portada elegante, es posible cambiar la tipografía por otra más elegante o refinada, siempre y cuando, sea igual de legible o sencilla que las que sugieren las normas, que no suelen pasar más allá de Times New Roman o Arial.

Insertar elementos personalizados sutiles

Algunas portadas, como las que se realizan para libros escolares o para darle un nuevo toque a los cuadernos de la clase, pueden permitirse grandes cambios y personalizaciones. Pero eso no sucede con las presentaciones de los trabajos escritos.

En ese sentido, los elementos de personalización deben ser insertados de forma sutil, por tanto, se recomiendan algunos como:

  • Material gráfico oficial: las portadas elegantes y animadas suelen incluir el branding oficial de la empresa, o el logotipo de la universidad o facultad, en caso de estar desarrollados en un ambiente académico. No dejan de ser un elemento gráfico y a partir de allí se pueden hacer ciertos retoques de color, para darle más vitalidad al trabajo.
  • Tamaño de tipografías: dar notoriedad al título, más allá del tipo de tipografía, es algo interesante para darle personalidad al trabajo. Lo ideal es que destaque el título y más si es un título atractivo. Una tipografía lo suficientemente grande puede abarcar toda la atención, logrando el principal cometido de una portada.
  • Seguir tendencias actuales: atrás han quedado las épocas de las imágenes con marca de agua ocupando toda la página, ya que actualmente se apuesta por portadas que puedan ser atractivas sin llegar a ser cansinas para la vista, quizás apuntando hacia el minimalismo. Dentro de esas tendencias actuales, es posible ser creativo y versátil, sin embargo, nunca se debe olvidar cuál es la finalidad de la presentación del trabajo.
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.