5 Claves para decorar la habitación de tu bebé

¡Hola! El embarazo es una de las etapas más hermosas de la vida de una pareja, puesto que despierta emociones únicas y propicia la unión familiar. Todos quieren conocer el sexo del bebé y, si ya lo saben, entonces aportan sus propias ideas para el nombre, la ropita y, desde luego, la decoración de su cuarto. Diseñar la habitación del bebé es, de hecho, una de las partes más emocionantes de esas cuarenta semanas en las que te preparas física y psicológicamente para convertirte en madre y no hay mejor manera de invertir tu tiempo que acondicionando el espacio que será de uso exclusivo para tu hijo cuando llegue a casa.

Lo ideal es que esta sea una tarea que te entusiasme, que llene tus ratos de ocio y, para ello, es recomendable que comiences a elegir todo lo que necesitas, una vez que ya sepas si se trata de un niño o una niña; de esta manera, el proyecto será más divertido para ti y tu pareja. Cada vez son más los padres que se involucran en el proyecto y tener a tu compañero contigo puede contribuir a que ambos vivan una experiencia única, que más tarde recordarán con mucho cariño. Pero, recuerda que tienes mucho por definir: desde el tipo de cuna que quieres, el color de los muebles, la pintura para las paredes, pasando por cada uno de los complementos y objetos que necesitará tu recién nacido.

El arte de planear para la llegada de tu bebé

No importa si eres madre primeriza o ya eres toda una veterana en el tema: hay miles de cosas por hacer cuando se espera a un hijo y planear para que todo salga bien puede ser una labor difícil, que requiere organización y ojo clínico para las compras. En muchos casos resulta fácil dejarse enamorar por objetos o productos que realmente no te serán de ninguna utilidad y que solo representan un gasto inútil. Así que diseñar el cuarto en el que dormirá tu pequeñín es un arte y en este post te contamos cuáles son las claves que debes tener en cuenta para obtener excelentes resultados, que se ajusten a lo que quieres lograr.

Piensa en la iluminación

Uno de los aspectos más importantes para la comodidad de tu hijo es la iluminación. Durante el día, la habitación que hayas destinado no debe recibir el sol en abundancia y de manera directa, porque esto podría elevar considerablemente la temperatura de la estancia. Ten en cuenta que tu recién nacido no tendrá la capacidad de regular su temperatura corporal durante un tiempo, así que necesita que crees las condiciones idóneas de habitabilidad. Mientras que, durante la noche, puedes usar una lámpara bebé personalizada para ayudar a tu retoño a dormir o a que no se sienta solito.

Lámparas infantiles de estrellas para decorar el dormitorio del bebé

Usa colores cálidos

El cuarto del bebé debe ser acogedor, un espacio en el que se pueda relajar, jugar y sentirse seguro. Para brindarle esa sensación de calidez, es aconsejable que emplees tonos pastel y que los juguetes u otros objetos sean los que resalten; aunque, en cuanto a colores, sin importar el material que escojas, no hay restricciones, no es necesario que sigas un patrón predeterminado y específico, ya que es algo que depende de tus preferencias. Además, si pasas de la pintura y quieres emplear otros materiales, debes saber que la madera de color claro está muy de moda, así como los textiles y el papel tapiz.

Muebles en sintonía

El mobiliario es muy importante para la comodidad de tu bebé por muchas razones, así que debes elegir no solo en función de lo más costoso, llamativo o moderno, sino de lo que realmente será beneficioso para tu hijo y tu comodidad al momento de atenderlo. Los muebles tienen que solucionar las necesidades que tu bebé tenga, acomodándose al lugar perfectamente. Por ejemplo, si estás trabajando en una habitación sin armario ropero, vas a necesitar que los muebles nuevos cumplan la función de almacenamiento. Pero, tampoco olvides dejar algo de espacio de circulación, de manera que puedas moverte por el cuarto con comodidad y que tu pequeñín gatee sin tropezarse o punzarse con algo.

¿Y qué hay del suelo?

Lo mejor es que sea de un material que no resulte muy resbaloso y que, además, sea lavable, que permita recoger el polvo fácilmente y barrer sin problemas. Si bien es cierto que no se recomienda adicionar una alfombra, al menos durante el primer año de vida, en caso de que tu vivienda la tenga y no la puedas cambiar, procura ser mucho más esmerada con el mantenimiento, ya que este material es propenso a acumular ácaros, polvo y suciedad traída de la calle, que puede generar reacciones alérgicas y enfermedades en tu pequeñito.

Juguetes y accesorios

Finalmente, compra todo aquello que deberás tener a la mano para atender a tu bebé y estimularlo. Durante los seis primeros meses, mantén los peluches cerca de él y procura que la cuna quede libre de cualquier objeto con el que pueda asfixiarse, ya sea grande o pequeño. Un móvil puede ser una gran idea para mantenerlo entretenido mientras haces otras cosas en casa. Además, recuerda tener una buena provisión de pañales, un rascador de encías y plantéate adquirir chupetes personalizados, ya que son flexibles, adaptables al paladar de tu recién nacido, son sanitariamente seguros y la talla es acorde a su edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *