Receta de rabo de toro a la cordobesa

¡Hola! Ya sabéis que soy de Córdoba, aunque llevo años viviendo fuera. Y como buena cordobesa, me encantan sus platos típicos como el salmorejo, el flamenquín, los cogollos con ajitos… y como no, los rabos de toro.  Es una receta, que aunque pueda parecer laboriosa, es muy fácil y está espectacular.

A veces es complicado encontrar rabo de toro en el mercado y lo que hay es rabo de ternera. Pero de todos modos, la receta sale espectacular.

¿Qué ingredientes necesitas?

  • Rabo de toro (Nosotros hemos cocinado 2 completos)
  • 1 Cebolla
  • 3 Zanahorias
  • Sal
  • Pimienta
  • Laurel
  • 2 Clavos de olor
  • 1 guindilla para darle un toque picantito
  • Vino tinto
  • Caldo de carne

Nosotros, para el caldo de carne, hemos usado el de Aneto. Ya sabéis que nos encanta y que está hecho solamente con ingredientes naturales. Además, tengo el honor de ser su embajadora y de haber podido ver sus campos y proceso de fabricación, por lo que os puedo decir de primera mano que se hacen de una forma muy natural y casera.

¿Cómo se preparan los rabos de toro a la cordobesa?

Pues cada uno tiene sus truquillos y sus variantes. Yo os cuento la forma en la que se hacen en mi casa y en la de mi madre.

Lo primero que hay que hacer es pasar por harina los rabos de toro y sellarlos en una olla con aceite. Una vez que estén dorados, se pasan directamente a la olla rápida, donde habremos añadido un poco de aceite al fondo.

Pica una cebolla en trozos muy pequeños, mas que nada para no encontrar los trozos después en la salsa.  Añádelo en crudo a la olla con los rabos. También puedes pocharla antes, pero así salen estupendamente y da menos trabajo.

Después añade la zanahoria cortada a daditos pequeños. Y añade también sal, pimienta en grano, dos clavos de olor, una hoja de laurel y una guindilla para dar un toque picante pero muy sutil.

RECETA DE RABOS DE TORO CORDOBESA

Por último, añade a partes iguales vino tinto y caldo de carne hasta tapar los rabos. Es preferible que quede caldoso y ponerlos después a fuego lento para que se consuma el caldo, a quedarte corto y que se quede sin salsita para mojar pan jajajaj

Pues nada, pon el fuego al máximo y tapa la olla. Cuando suba el indicador de presión, pon la rueda al 2 o al máximo que indique tu olla rápida y baja la temperatura a la mitad, más o menos. Por ejemplo, en mi vitrocerámica el máximo es el 9, por lo que lo bajo al 5.

Deja a fuego lento unos 40 minutos. El tiempo puede variar de una olla a otra,así que pasado este tiempo, deja que se enfríe y se vaya la presión, abre la olla y mira si ya están listos. Para comprobarlo, mete la punta del cuchillo entre la carne y el hueso. Si se despega sin esfuerzo, ya están listos. Si no,vuelve a tapar y ponlos otros 10 o 15 minutos más.

Para acompañar, hay que freír patatas sí o sí. Es pecado comerse unos rabos de toro sin patatas y sin pan para mojar…  No me digáis que no tienen buena pinta.

RECETA DE RABOS DE TORO CORDOBESA

¿Os animáis a hacerlos? Ya me contaréis 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *