¿Estás embarazada? Ten cuidado con las cremas que usas

¿Sabías que en estado de gestación no pueden utilizarse todos los cosméticos?

Pocas experiencias hay más felices que ver cómo nace una nueva vida. Tener por primera vez a un bebé en brazos es algo que despierta el lado más tierno de cualquier persona; pero antes de llegar a eso hay que pasar por un periodo de embarazo en el que hay que gastar especial cuidado con lo que se come, lo que se hace e incluso los cosméticos que se utilizan.

 

Médicos y especialistas insisten: hay que observar bien cuáles son los componentes de cada producto antes de utilizarlo. Las consecuencias pueden ser malas no solo para la embarazada, sino también para el feto que se está formando, y eso es lo último que se desea.

 

Afortunadamente, hay portales que ayudan a conocer mejor qué se puede y qué no se puede usar (aquí puedes ver un poco al respecto: VER MÁS INFORMACIÓN). ¿Sabías que las cremas antiarrugas tienen ciertos ingredientes que son perjudiciales para el bebé? Pues eso es tan solo una de las medidas que debes tener en cuenta si estás encinta.

 

Componentes como el ácido salicílico, el retinol (con sus derivados), la cafeína o incluso el minoxidil se han catalogado como sustancias perjudiciales para el desarrollo del bebé. Por esa misma razón, te conviene informarte muy a fondo a la hora de comprar cualquier producto de cosmética, sobre todo al usar cremas, debido a la rápida absorción y transmisión de componentes que se realiza a través de la piel.

 

 

Esto no quiere decir que debas evitar todas las cremas posibles. Tan solo debes vigilar que esos ingredientes listados no aparezcan en las que uses o quieras comprar, ya que pueden traer problemas. De hecho, se recomienda usar varias para poder cuidar la piel en estos meses tan delicados y tan importantes a nivel hormonal.

 

Por ejemplo, es bueno utilizar cremas de protección solar cuando vaya a haber una exposición, aunque no sea demasiada, dado que la piel está mucho más delicada. También, es bueno recurrir a cremas hidratantes para aliviar la sequedad y sobre todo la irritación que surge con tanta facilidad.

Es un periodo de tiempo que abarca casi un año, y en el que hay que extremar la preocupación. Observa bien qué productos de belleza usas y qué tratamientos sueles emplear, es posible que tengas que dejar de lado algunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *