De museos con niños. Ficha de visita para imprimir.

¡Hola! Siempre he pensado lo mismo y seguramente alguno os veréis identificados. Hay muchos padres que hemos pensado alguna vez cosas como “Ufff, allí con los niños”,  “Para qué vamos a ir si no les va a gustar”,“Madre mía la que pueden liar…”, “De allí nos echan”, “Es gastar dinero para volvernos al rato”…

Yo también lo pensaba cuando eran pequeños. Pero nos animamos a ir al primero y para nuestra sorpresa, mi hijo alucinó. Desde pequeños, mis hijos van a museos y les encantan. Y sí, son niños normales a los que les gusta jugar, arrastrarse, hablar alto, saltar, comentar todo…

Pero también son curiosos y creo que es mi deber como madre alimentar esa curiosidad. 

Tengo que decir, que esa afición por llevarlos a museos de todo tipo, ha hecho que aprendan mucho y lleguen a tener claras las cosas que le gustan o no de los museos. A mi hijo mayor, el de 7 años, le encanta la pintura. Si me seguís por Instagram ya sabréis que no se le da nada mal para su edad y va ya a clases de pintura con niños de instituto. Pero que le guste dibujar, no tiene que ir necesariamente asociado a que le tenga que gustar ir a ver un museo. Creo que haber ido a ver museos con nuestros hijos, enseñándoselos de otra forma, pasándolo bien, comentando, riendo… ha hecho que lo disfruten.

Hace poco, mi hijo pidió por su cumpleaños ir a Sevilla a ver una exposición temporal interactiva de Van Gogh. Se lo pasó genial, se tiró en un cojín por el suelo viendo los cuadros proyectados por las paredes con música. Había una habitación de pizarra donde los niños podían pintar con tizas. Es una forma divertida de ir a ver exposiciones y museos. Aquí os dejo una foto del peque pintando la habitación de Van Gogh con tizas… Un día en familia y con amigos muy divertido.

 

Cada niño es un mundo y por tanto tiene unos gustos diferentes

Y como tal, hay museos para todos los gustos. Muchos piensan en un museo e imaginan una sala llena de cuadros con cordones para no acercarse y donde hay que estar en pleno silencio. Pero es que hay museos de mil cosas: De trenes, coches, cuadros, esculturas, dinosaurios, armaduras, ciencia, música… Pero incluso en los museos más tradicionales, organizan visitas especiales para niños en las que les explican los cuadros de una forma divertida, experimentan con texturas e incluso, en algunos museos, realizan obras de arte ellos mismos.

Ya los hemos llevado a bastantes museos pero hay algunos que tengo pendientes y en los que tengo especial interés: El Louvreel Prado, el museo del Vaticano y la capilla Sixtina, el Pompidou de París (que el de Málaga lo tenemos cerquita y nos encanta ir)… Yo he visto la mayoría, pero me gustaría llevar a los peques.  Por cierto, en la web Musement, hay muchísimas opciones de entradas para ver los museos de todo el mundo con opciones y visitas para familias. Me encanta 😉

Llevarlos a museos, es garantizar esa curiosidad innata que tienen, su imaginación y su capacidad para aprender.

Os dejo un imprimible que he preparado para cuando los peques vayan, con vosotros o con el colegio o amigos, a un museo. Se trata de unas fichas que podéis guardar para que el día de mañana vea los sitios que visitó de pequeño. Me parece un proyecto muy interesante. Podéis imprimirlo pinchando en el enlace de debajo de la imagen.

DESCARGA LA FICHA PARA IMPRIMIR DE VISITA A MUSEOS PARA NIÑOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *