Tronas infantiles: Tipos y mi experiencia

¡Hola! Hoy vamos a dejar de lado las manualidades y las fichas por un rato. Hace unos días estaba hablando con una de mis mejores amigas desde niña, que acaba de ser mami por primera vez. Me preguntaba por la mejor trona para comprar y la conversación dio para rato… Y es que la mejor depende de los gustos y necesidades de cada uno.  Así que he pensado que os podría contar las que yo he tenido, tanto en casa como en casa de la abuela, y contaros mi experiencia personal con ellas y mi opinión.

Está genial que la chica, o el chico de la tienda, te cuente las virtudes de cada trona, pero al final nos gusta que alguien nos cuente cuál le ha venido mejor y los motivos tras usarlas.

Os voy a contar desde qué edad se puede sentar a un bebé en la trona según los modelos y qué tipo de tronas hay.

Al principio yo pensaba que tronas no había tantas y que, más o menos, todas serían parecidas. ¡Qué equivocada estaba! Hay muchas opciones. Si estás en duda entre comprar trona para bebé o para más mayor… te cuento…

TRONAS FIJAS

Son las más básicas y las más baratas. Por ejemplo, la típica trona de IKEA. Nosotros la teníamos en casa de la abuela para cuando íbamos el fin de semana. El problema es que al ser fija, ocupa el mismo espacio se esté usando o no. Mi madre siempre la desmontaba cando nos íbamos y la guardaba. Pero si buscas una barata, es perfecta.

 

TRONAS PLEGABLES

La mayoría de las tronas se pliegan para que ocupen menos espacio cuando no se usan. Normalmente se apilan las patas de delante con las de atrás y se quedan bastante “planas”. También suelen regularse en altura, por lo que las puedes bajar al mínimo y ocupan todavía menos espacio. La trona de la foto es de Tuc Tuc y me gusta bastante.

TRONAS DE VIAJE

Dentro de las tronas de viaje, hay una amplia gama donde elegir. Si os gusta viajar, salir fuera a comer… os pueden venir bien. Hay algunos modelos muy cómodos de llevar y que se adaptan a la silla de cualquier bar. Por ejemplo, este modelo es de Asalvo y se pone sobre cualquier silla gracias a unas correas que la ajustan para que no se mueva. Además, también trae un cinturón de seguridad para que el peque no se caiga. Para transportarla es genial ya que se cierra y queda como un bolsito que te cuelgas al hombro. Casi no pesan nada, por lo que son bastante cómodas de llevar a cualquier lado y que el peque se pueda sentar a nuestra altura en la mesa.

 

Otro tipo de trona de viaje es la que se engancha directamente en la mesa. Yo he tenido este modelo y recuerdo, que incluso mi madre la tenía ya cuando mi hermano era pequeño (me llevo 10 años con mi hermano… por eso me acuerdo jajajaj) Va bastaste bien ya que tiene un sistema de seguridad que hace que no se suelte ni se caiga la silla, por mucho que boten en la silla o jueguen. Además, la tela se puede quitar para meterla en la lavadora. Al menos en la mayoría de modelos.  La que os enseño es de Bebé Confort.

 

TRONAS EVOLUTIVAS

Se trata de tronas que van evolucionando según va aumentando la edad del peque. Al igual que las tronas de viaje, hay muchos tipos. Yo os voy a enseñar dos que me gustan.

La primera es una trona que se puede usar desde el principio ya que primero es una hamaquita en alto, con adaptadores para la cabecita del bebé, un acolchado extra que después se puede quitar, y un arco con muñecos de colores para que se entretenga viéndolos. Una vez que crece, se convierte en la típica trona con bandeja, y después se queda como silla alta para poner en la mesa. Yo he usado esta hamaca para mis dos hijos y volvería a comprarla. Se pliega y no ocupa mucho espacio. La que os enseño es la que yo usé de Chicco.

 

Por último, tronas para cuando son más mayores, ya que son más rígidas. Se transforman en mesa y silla para que las usen para comer, dibujar… Solían ser casi todas de madera, ero ahora las están haciendo más ligeras.  Lo que menos me gusta es que ocupan demasiado cuando no se usan, pero las puedes transformar en un mueble cuando ya no necesiten la trona.

 

Y ya que os he contado lo que pienso de cada una… ¿Me dejáis vuestra opinión? ¿Cuál habéis usado? ¿Cuál os convence más?

 

 

2 thoughts on “Tronas infantiles: Tipos y mi experiencia”

  1. Yo tengo la Jané Evo y super contenta con ella. Se limpia muy bien, es muy cómoda e incluso se tumba un poco, mis hijos se han quedado dormidos muchas veces. Y al usarse también como mesa y silla tiene bastante vida útil. Yo llevo 7 años con ella . Para vas a de los abuelos y cuando salimos, la plegable que has puesto que se convierte en un bolsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *