Manualidad para niños: Nave espacial con platos de cartón y vaso de plástico

En el cole de mi hijo están en pleno proyecto del espacio y mi hijo se ha vuelto loco con el tema. Le ha dado por ver todos los documentales sobre planetas, astronautas, estrellas… del National Geographic.  Así que en casa estamos aprendiendo muchísimo. Hace un mes nos fuimos a Granada a ver el planetario del Parque de las Ciencias y le gustó tanto que ha pedido a los Reyes Magos un telescopio.

Su profesora ha pedido manualidades caseras para decorar la clase y mi hijo quería hacer una nave espacial tipo platillo. Así que aquí os dejo la manualidad:

¿Y qué necesitas?

  • 2 platos a poder ser cartón (Nosotros hemos usados 2 que nos sobraron de un cumpleaños)
  • 1 vaso de plástico
  • Velcro de doble cara
  • Cartulina del color que quieras o tengas en casa
  • Rotuladores de colores
  • Tijeras, pegamento y cinta adhesiva

¿Cómo se hace?

Lo primero que hacemos es el platillo volante. Para ello, dibuja el contorno del vaso de plástico en la parte trasera del plato. Recorta por dentro del círculo dejando un espacio para que el vaso no se cuele por el agujero.

Después introduce el vaso como en la imagen y pégalo al plato con cinta adhesiva para que no se mueva.

nave espacial manualidad niños con plato y vaso de plastico

Ahora toca decorar el interior como más os guste. Mi hijo ha querido hacer una silla, pegar unos cuadros de mandos con cartulina y pegar un volante para la nave.

Para la silla puedes usar cartulina y recortar y montar como te explico paso a paso en la siguiente imagen.

nave espacial manualidad niños con plato y vaso de plastico

 

Para pegar los dos platos y así poder cerrar el platillo volante, pero dejando la opción de abrirlo y cerrarlo para jugar, podemos poner el velcro de doble cara en los lados del plato. Yo he puesto un trocito a cada lado del plato.

nave espacial manualidad niños con plato y vaso de plastico

¿A quién vais a meter en la nave? Mi hijo ha dibujado en cartulina un alienígena con dos cabezas. ¿Y vosotros?

Deja un comentario