Mini cuento con moraleja: Cosas de mayores #150palabras

Lucy jugaba con su gatita Esmeralda en el jardín trasero. Se escuchaban sus risas desde toda la casa. Les gustaba tirarse en el césped y dar vueltas y más vueltas. De repente, un perro muy grande pasó junto a la valla de su jardín y comenzó a gruñir y a ladrar. Esmeralda, que era una gata demasiado asustona, salió corriendo y terminó subiéndose a una rama del gran árbol que había en casa.

Lucy rápidamente se puso a pensar en cómo bajarla. Su gata estaba en peligro. Era una niña con mucha imaginación y siempre quería hacer las cosas que hacían los mayores, sin darse cuenta de que no era tan mayor para hacer algunas de ellas. Apiló unas cajas, puso unos cubos y cogió hasta las sillas del jardín. Hizo una escalera para llegar a la rama del árbol. Cuando llegó arriba con su gata, se enganchó con su cordón desatado y la escalera se derrumbó quedando atrapadas en la rama. Comenzó a llamar a su mamá muy asustada.

Mamá llegó rápidamente y, con ayuda de papá, las bajaron del árbol. Ya abajo comenzó a llorar. Había pasado mucho miedo. Su mamá le explicó que era muy pequeña para intentar subir al árbol. Le dijo que hay cosas que sólo pueden hacer los mayores y ella tenía que aprender a  pedir ayuda a sus papás. Lucy miró a su mamá con media sonrisilla y le dijo: “¿Y me puedes atar el cordón?” Ambas comenzaron a reír.

Fuente imagen: Imagui

7 thoughts on “Mini cuento con moraleja: Cosas de mayores #150palabras

Deja un comentario