Jugar y aprender a la vez es posible ¿Cómo?

Jugar y aprender a la vez es posible ¿Cómo?

¡Hola! Cuando hablamos de aprendizaje, por lo general pensamos en libros, horas de clase y muchas tareas escolares. Y aunque dedicamos buena parte de nuestra vida a ello, lo cierto es que no todo lo que aprendemos viene de los libros. La experiencia nos da la capacidad de digerir lo que percibimos para luego aplicarlo en otras circunstancias. Y sí, esto parte de las más básicas como la interacción con objetos u animales.

Si bien agradecemos todo el conocimiento que ofrece el material académico, es mejor ir a paso a paso. La pedagogía deja claro que existen formas mucho más didácticas para promover el aprendizaje en niños; curiosamente, algunas de ellas podemos aprovecharlas con tan solo ojear un catálogo de juguetes. Porque sí, el juego es una vía crucial para el desarrollo intelectual y la inteligencia emocional. Ahora veréis por qué.

Espontaneidad, diversión y aprendizaje

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué algunas cosas se nos hacen muy difíciles de aprender cuando somos mayores? Una posible respuesta es la calidad del interés y la motivación, es cierto; pero también la forma en que intentamos asentar la información que percibimos. Para muchas personas, es más fácil aprender conversando con otras; para otras, es más fácil viendo videos; para otras, incluso adultas, el juego es infalible. Ya sabéis que el lema de mi blog es:” Lo que se aprende jugando no se olvida”.

Pues resulta que esta dinámica no es una simple curiosidad sin explicación. Para los humanos, el placer y la diversión son grandes motores. Autores como Sigmund Freud, Melanie Klein y Jean Piaget lo postularon en su momento. El primero habla del papel del juego en la asimilación; la segunda de un medio de expresión sin necesidad de palabras; el tercero de una asimilación funcional o reproductiva de la realidad.

Funciones del juego para el desarrollo

Y hablando del tema, podemos ser más didácticos. El juego permite asentar y fortalecer valores como la tolerancia y el respeto hacia otros; al mismo tiempo, ayuda a desarrollar el autoconcepto y la confianza en nosotros mismos. También estimula el pensamiento creativo y crítico con un enfoque en la resolución de problemas; incluso interviene en la expansión del vocabulario y mejora de la comunicación.

El juego es tan útil que puede influir hasta en la capacidad de seguir normas y acatar instrucciones. También puede estimular habilidades de liderazgo, el sentido de unión, el trabajo en equipo y la empatía; y bien sabemos que todos estos son habilidades blandas de alto valor en el colegio, el trabajo y la vida en sociedad. Y ni hablar de su influencia en las relaciones sociales y el estado de ánimo.

Por si fuera poco, es un medio útil para una infinidad de condiciones. Hacemos énfasis en ello porque las dificultades para interactuar y comunicar también pueden suavizarse a través del juego y actividades divertidas. Además, los niños con dificultades de aprendizaje pueden, por esta vía, superar obstáculos e interesarse por continuar el proceso hacia un desarrollo más integral.

¿Por qué el juego es vital para el aprendizaje a largo plazo?

La guía de los padres en casa y de los maestros en la escuela constituyen un apoyo invaluable en la educación. Muchas de sus enseñanzas permanecen con nosotros durante todo el proceso de crecimiento y los guardamos con cariño al hacernos adultos. Pero en lo que respecta al contenido académico, podemos olvidar varias cosas: fechas, cifras, datos muy específicos, incluso definiciones.

Sin embargo, el juego nos da una vía de aprendizaje más integral y duradera. Por medio del juego obtenemos experiencia, y esta a su vez deja una huella en nuestro ser. Ya fuera por diversión, tristeza o enojo, por acierto o por error, el recuerdo queda allí y nos ayuda a digerir lecciones implícitas. Y estas, a su vez, pueden forjar una base sólida para la gestión de emociones y puesta en práctica para el futuro.

En el blog, os dejo muchos juegos y actividades para imprimir con las que pueden aprender jugando y que podéis adaptar y enfocar de diferentes formas para motivarlos en el aprendizaje.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.