Inmersión lingüística personalizada, la clave de Kumon para que tu hijo domine el inglés

¡Hola! Hace algún tiempo que os hablé de Kumon, pero de sus programas en las áreas de lectura y matemáticas. Esta vez os quiero hablar de un programa que me ha gustado bastante y que estoy mirando para apuntar a los peques. Se trata de Kumon English, un método pedagógico contrastado que ayuda a los alumnos a ser responsables y competentes mientras aprenden a dominar el inglés. Es de las cosas que más me gusta ya que no son las típicas clases y los peques aprenden de una manera muy amena y diferente. Además, cuentan con un orientador que adapta el programa a cada niño según su nivel y su ritmo de aprendizaje, indiferentemente de su edad.
Kumon English es el programa de aprendizaje de inglés más extendido en el mundo. Nació en Japón en 1980 y hoy en día cuenta con unos 445.000 alumnos en todo el mundo. En España, en poco más de un año, el programa de inglés para niños de Kumon ya con más de 2.000 alumnos.
La ventaja de Kumon English con respecto a otros métodos de enseñanza de inglés, como os comentaba antes, es la orientación individualizada que permite a cada alumno avanzar en función de sus capacidades, que a su vez se van desarrollando cada día, sin límite por edad o curso escolar y durante todos los días del año. Por lo que es el programa el que se adapta al niño y no al contrario.
El valor más destacado es que ofrece al alumno la posibilidad no solo de aprender inglés sino de aprender en inglés, es decir, te enseñan a pensar en inglés. Ese es un aspecto muy importante para mí a la hora de aprender un idioma. Siempre digo que no sabes hablar un idioma hasta que no eres capaz de pensar y razonar en ese idioma.

¿Inglés para niños? ¡¡¡Cuanto antes, mejor!!!

La primera infancia es muy importante para los niños porque durante esta etapa sientan las bases para el desarrollo de su capacidad y sus habilidades, asimilan muy bien los estímulos intelectuales y disfrutan aprendiendo. Los niños pequeños son una verdadera esponja y aprenden muy rápido. Además lo que se aprende a esas edades se asimila mucho mejor y no se olvida fácilmente.
El exclusivo material didáctico de Kumon English está adaptado para niños desde los 2 años en adelante. Gracias a sus diferentes niveles y al eficaz sistema de estudio de esta reconocida metodología, todos los alumnos disfrutan de un aprendizaje ameno y progresivo. Kumon English ofrece además la ventaja de practicar cada día con un audio 100% nativo y ejercicios personalizados al nivel de cada alumno.

Inmersión lingüística personalizada

Al empezar con Kumon English, un orientador evalúa al peque para determinar su nivel y capacidad de aprendizaje, incluso desde los 2 añitos. Además, hasta el 31 de octubre, Kumon España ofrece la oportunidad de probar gratis Kumon English durante 15 días en cualquiera de sus más de 230 centros.
Como os decía, los materiales se adaptan al nivel del alumno y se promueve  la autonomía y el autodidactismo, porque los alumnos no dependen de un profesor o un grupo en su aprendizaje.

Una buena base es la llave para dominar el inglés

Kumon English funciona porque enseña a pensar en inglés de forma natural desde el primer día, tal como ocurre cuando aprendemos nuestra lengua materna, mediante una secuencia progresiva: escuchamos, reproducimos, leemos, escribimos, aprendemos reglas gramaticales y, finalmente, desarrollamos un alto nivel de comprensión lectora de textos originales en inglés a la vez que incorporamos vocabulario de forma gradual e incrementamos nuestra memoria auditiva.
Otros métodos de aprendizaje no enseñan a la mente a pensar en inglés y dan prioridad al aprendizaje de las normas gramaticales sobre el proceso natural previo de escucha, reproducción, lectura y escritura. Vamos, que lo que aprendes es a traducir lo que piensas en tu idioma y no a pensar directamente lo que quieres decir.
Kumon English asegura que las notas en inglés en el colegio mejoran en poco tiempo porque es mucho más efectivo que la exposición al inglés sea diaria y corta en el tiempo que esporádica y de larga duración, sobre todo cuando los niños son pequeños.  Incluso aunque tengan buenas notas, como en el caso de mi hijo (nótese madre orgullosa), va genial para que se suelten en el idioma y les sea mucho más fácil de manejar en un futuro. Yo siempre les digo que es fundamental. Nosotros, por ejemplo, vivimos en una zona de costa con un gran porcentaje de residentes y visitantes de habla inglesa y es muy importante que aprendan bien inglés.
Kumon English se compone de 21 niveles. Comienza con ejercicios de repetición sencillos y la dificultad va aumentando hasta llegar a la lectura de textos originales de nivel elevado en inglés. Todos los niveles cuentan con un libro acompañado de un CD. Además de resolver los cuadernillos, el alumno escucha el CD, repite lo que ha oído y lee en voz alta; de esta manera, presta más atención y trabaja el oído.
La ruta de Kumon English empieza con la comprensión auditiva, continúa con la lectoescritura, la estructura oracional y la gramática, y finaliza con la comprensión lectora de textos originales de gran complejidad.
La lectura nos permite acostumbrarnos a la gramática y la sintaxis, y a adquirir vocabulario de una forma mucho más natural que si la aprendes mediante listados para estudiar.
El programa se ajusta a la capacidad de aprendizaje de cada niño y a sus necesidades individuales para desarrollar su potencial al máximo. El hecho de que cada alumno progrese a su ritmo y el orientador sepa en cada momento cuál es su siguiente objetivo de mejora y cuáles son sus fortalezas y debilidades hace que cada niño progrese independientemente de en qué curso escolar esté o al lado de qué niño se siente en clase.

Para más información podéis entrar en la web de Kumon y ver el programa completo y precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *