Celos con la llegada de un bebé

El post de hoy está integrado en un carnaval de blogs que ha hecho mi amiga del blog Historias de Pitufines, como consecuencia de un post genial llamado “El síndrome del príncipe destronado” del blog de Bea llamado Bea, Mamádedos.
Pero, ¿en qué consiste realmente el síndrome del príncipe destronado?
Este síndrome, provocado por la llegada de un nuevo hermanito o hermanita, hace que aparezcan los tan temidos celos. Todo cambio en la familia, provoca que tengamos que adaptar nuestros comportamientos a la nueva situación. Para un niño, los cambios se hacen más importantes y todo parece tener mayor relevancia. Cuando un niño es hermano único, la llegada de un nuevo miembro en la familia puede provocar pensamientos como: “sólo van a tener ojos para él”, “ya no juegan tanto conmigo”, “los regalitos son para él”… Así que es misión fundamental de los padres ayudar a sus hijos con estos cambios y hacerles partícipes de esta nueva situación con la mayor naturalidad.

Fuente: Pinterest  ¡¡Me encanta la imagen!!

¿Cómo podemos evitarlo, o al menos, suavizarlo?
Te doy algunas ideas que yo he puesto en práctica con mi hijo mayor.
  • ·         Durante el embarazo, anímale a hablar a la barriga, a contarle lo que ha hecho en el colegio, a tocarla y a que note los movimientos del bebé. Yo solía decirle que cuando ponía la mano y su hermana pegaba una patada, era porque quería decirle hola y verlo pronto. Y a él se le iluminaba la cara.
  • ·         Antes de la llegada del nuevo hermanito/a,  deja que te ayude a preparar la ropita, la cuna… que se sienta importante.
  • ·         Una vez que nazca el bebé, anímale a ayudarte con cosas como acercarte el pañal o la crema, darte el jabón en la bañera, a cantarle nanas… A mi hijo le encantaba y sigue haciéndolo. De hecho, cuando llora la hermana, él se acerca y ella se calma.
  • ·         Intenta hacer las mismas cosas que hacías antes con él o ella. Compartid tiempo juntos. Nosotros seguimos con nuestras fichas, manualidades y recetas igual o más que antes. Además nos hemos apuntado a natación y al ser pequeño, tengo que meterme con él en la piscina y ese ratito disfrutando juntos le encanta.
  • ·         Ahora que la hermana ya hace sus típicas tonterías de bebé, lo animo a que sea él quien le enseñe a dar palmitas, a hacer los 5 lobitos… Y él está feliz al ver que hace lo que le ha enseñado.

Los celos se pueden manifestar de muchos modos, cada niño es un mundo.  Hay niños que los celos lo manifiestan contra sus padres o el nuevo hermanito. En mi caso, adora a su hermana y con nosotros no ha cambiado, sigue igual de bueno y dulce que antes. En cambio, los ha manifestado en el colegio. Su forma de llamar la atención era vomitar el desayuno en la clase a diario, para que la profesora nos llamara. Hay que ser paciente, es una etapa y la van a pasar antes o después. Mi hijo ya la ha pasado, le duró un mes o dos y no le salió al nacer la hermana. Al principio como sólo comía y dormía no veía en ella competencia en cuanto a ser el centro de atención de la casa, pero cuando la pequeñita empezaba a reírse o gritar y todos le hacíamos gracias o cucamonas, ya surgieron esos celillos. Pero, lo que decía, que todo pasa.
Recuerdo que cuando paseábamos por la calle y se acercaba alguien a decirle algo a la pequeña, él se ponía delante y empezaba a darle besos a la hermana para que le dijeran lo buen hermano que era. Y no hace falta que haga eso porque es verdad. Es un hermanito y un hijo estupendo.
Todos tenemos que ayudar en esta etapa, no sólo los padres. El resto de la familia debe contribuir a este proceso de cambio. Así que familia, a poner vuestro granito de arena.

¿Cómo manifestaron los celos vuestros hijos? 

6 thoughts on “Celos con la llegada de un bebé

  1. Que interesante este carnaval, los leeré todos. Cuanto se lleva tus hijos? Los.míos se llevarán 20m y creo que la.peque es nuy pequeña porq yo le voy diciendo.para que sepa lo.que viene y creo q no acaba de entenderlo..

Deja un comentario