Intolerancia a la lactosa en lactantes

Este artículo lo escribo tras estar investigando en la red sobre este tema, ya que mi hija es intolerante a la lactosa. Lo hemos descubierto a los tres meses de edad. 

La intolerancia a la lactosa sucede cuando el intestino delgado no es capaz de digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos.
La razón de este problema es que el intestino no produce suficiente cantidad de enzima lactasa. Las enzimas ayudan al cuerpo a absorber los alimentos. No tener suficiente lactasa se denomina deficiencia de lactasa. 

Causas:
El cuerpo del bebé produce lactasa para poder digerir la leche, incluida la leche materna.
Los bebés prematuros a veces tienen intolerancia a la lactosa. Los niños nacidos a término generalmente no muestran signos de esta intolerancia hasta que tienen al menos tres años de edad. 
En nuestro caso, mi hija es prematura tardía y no sé si habrá influido o no. Pero al ser intolerancia, nos ha comentado la pediatra que posiblemente sea reversible y que al año se probaría otra vez con la leche normal.
Síntomas:
Los síntomas se presentan frecuentemente de 30 minutos a dos horas después de comer o beber productos lácteos, y a menudo se alivian no comiendo ni bebiendo estos productos. Consumir grandes cantidades de productos lácteos puede causar síntomas peores.
Los síntomas abarcan:

·         Distensión abdominal
·         Cólicos abdominales
·         Diarrea
·         Vómitos
·         Gases (flatulencia)
·         Náuseas
·         Aumento irregular de peso

    En el caso de mi hija, los síntomas eran: gases, malestar y llanto en las tomas y tras las tomas y vómitos.

    Alimentación:
    Algunos prematuros presentan desde el nacimiento este tipo de intolerancia. En estos casos, deberán ser alimentados con una leche de fórmula especial que no contenga lactasa.
    Una vez que la enfermedad se manifiesta, el único tratamiento posible es eliminar de la dieta todos aquellos alimentos que contengan lactosa. Sin embargo, al ser una intolerancia y no una alergia, pueden consumir pequeñas cantidades de productos lácteos que contienen menos lactasa. Por ejemplo, mantequilla, quesos, yogur… Asimismo, existen productos lácteos deslactosados aptos para intolerantes. En cuanto a la leche, podrán ingerir la leche de soja o la de arroz.
    Será el pediatra el que determine qué tipo de alimentación deberá llevar el lactante y el que recomendará la leche apropiada en cada caso. Yo solamente expongo mi caso.

    En mi caso, mi hija toma NOVALAC Arroz hidrolizado (tras probar otras como la de NUTRIBÉN SOJA y DAMIRA) y ha mejorado muchísimo. Han disminuido los gases, han desaparecido los vómitos y el malestar y está ganando más peso.
    Esta semana, hemos empezado con los cereales y su pediatra nos ha aconsejado las marcas DAMIRA, SANUTRI y ALMIRÓN. Estamos probando con los de SANUTRI sin gluten.
    Fuentes:
    Medline Plus
    Todo papás

    Deja un comentario