Consejos para elegir un coche eléctrico para los niños

Hola!! En casa seguimos viendo la carta de los reyes magos… Y es que les gusta todo y a mí también. Soy una niña más…

Hace unos días, viendo fotos de cuando yo era pequeña, vi una que me encantó. Es una foto una mañana de reyes en la que me regalaron un coche descapotable precioso. La verdad es que de pequeña era muy vergonzosa (y ahora también). Me cuenta mi madre que la primera vez que salí a la calle con mi nuevo coche, una mujer me dijo que estaba muy graciosa. Yo decidí bajarme del coche y tardé en volver a cogerlo… Ahora entiendo a mis hijos muchas veces… Si es que tienen a quien salirle…

Hago un paréntesis:

ANÉCDOTA DE LA SEMANA: De hecho, el otro día comprando en el supermercado, la cajera me preguntó que si yo era Julia la del blog. En realidad me llamo M.Ángeles pero suelo contestar por Julia también por costumbre jajajaj Me quedé bloqueada porque nunca me habían reconocido fuera de eventos blogueros y me puse roja como un tomate… Que conste que después ya he hablado con ella y nos dió la misma vergüenza a las dos jajajaja

Pues a lo que iba, que me encantan los coches eléctricos desde pequeña y me encantaría poder regalarle a mis hijos uno.

Pero hay muchas cosas a tener en cuenta ya que valen lo suyo y no es comprar el primero que veas… Soy muy de analizar todo. Así que he pensado que lo mismo hay alguien como yo que me lea… En un coche eléctrico para niños hay que tener en cuenta cosas como el tamaño, las plazas que tienes, la velocidad que alcanza, tipo de batería y tiempo de carga, el tipo de ruedas y carrocería

Muchos pueden pensar que un coche eléctrico sirve para pasearse y poco más, pero yo no lo veo así. Sirve para socializar ya que pueden montar a sus amigos y reírse mucho. Ayudan al desarrollo de la inteligencia cinética-corporal ya que tienen que tener en cuenta aspectos como la velocidad, las distancias, girar…

Además, lo veo una buena opción para ir a los típicos parques que tienen un circuito para aprender qué es un paso de peatones, un semáforo, una señal de stop… Me parece una idea divertida de aprender circulación vial. En casi todas las ciudades hay parques de este tipo, algunos gratuitos y otros no. Pero siempre puedes ir al campo y hacerle el circuito con palos y carteles.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta al comprar un coche eléctrico?

  • Modelo de carrocería y ruedas: Hay que tener en cuenta si se va a usar por campo o por ciudad ya que serán recomendable un tipo de ruedas u otras.
  • Batería y tiempo de carga: Hay que mirar muy bien este punto ya que hay coches muy baratos pero a los que le dura la batería media hora… Y cuando se van quedando sin batería empiezan a ir muy muy muy despacio y desesperan a cualquiera.  También hay que mirar que tenga un tiempo de carga razonable.
  • Número de plazas: Ten en cuenta si tienes varios niños que el coche tenga mínimo dos plazas para que puedan pasearse juntos sin peleas o que puedan llevar a algún amigo.
  • Velocidad: Aquí los coches varían mucho de unos a otros. Hay que tener en cuenta que, si son muy pequeños, el coche deberá ir despacito, aunque pisen el pedal a fondo. Si son más mayores, elegir uno que vaya un poco más rápido porque si no, no lo querrán… Os lo digo por experiencia con una quad.  También pensad, cómo vais cuando el niño va en el coche. Si vas por un paseo marítimo como yo, lo suyo es que no tengas que ir esperando al coche porque va muy lento, ni que corra tanto que vayas con la lengua fuera persiguiéndolo para que no atropelle a los que van andando…
  • Tamaño: Solamente os digo, que hay que guardarlo cuando no lo usan. ¿De qué espacio dispones?

Pues eso, que miréis bien el coche y pensad cómo lo van a usar y dónde lo van a usar.  Os aseguro que así, elegiréis el correcto.

¿Os han pedido alguno en la carta de los Reyes?

 

Fuente imágenes: patineteelectrico.shop

Deja un comentario