¿Qué es el cartílago de crecimiento?

Hola!! Hoy vamos a hablar de una parte del cuerpo que a los padres nos suena muy familiar, el cartílago de crecimiento. La altura de las personas no depende solo de la genética, sino también de otros factores como la dieta, el entorno en el que se desarrollan, las hormonas o las horas de sueño, por ejemplo. Otro factor clave en el desarrollo es el denominado cartílago de crecimiento o fisis, un tejido situado en los extremos de los huesos que permite su crecimiento.

 

¿Cómo funciona el cartílago de crecimiento?

 

Para explicar qué es el cartílago de crecimiento es interesante conocer cómo funciona según la edad de las personas. Este tipo de tejido cartilaginoso está situado en la metáfisis del hueso, es crucial para el crecimiento y se trata del elemento que diferencia el hueso del niño al del adulto.

                                Fuente: ortopediainfantil.health.blog

 

Como los huesos tienen una consistencia dura, no permiten el crecimiento intersticial humano. Es por ello que se hacen necesarias estas capas de tejido blando, con células que tienen la capacidad de crecer y desarrollarse hasta transformarse en hueso a lo largo de la niñez y hasta la edad adulta. Saber qué es el cartílago de crecimiento puede ser muy importante en el caso de fracturas y lesiones en niños, pues a veces pueden llegar a ser graves, provocando problemas de crecimiento, como las dismetrías en los miembros. Crucemos los dedos para que no pase 😉

Los factores como la genética, las hormonas, la dieta o la actividad física inciden en el desarrollo del cartílago de crecimiento. Durante la infancia, el periodo con un mayor crecimiento se produce en la adolescencia, concentrándose en dos años la etapa de crecimiento con mayor intensidad: en niñas suele darse de los 12 a los 14 años, mientras que en niños de los 14 a los 16 años.

 

Las lesiones en el cartílago de crecimiento

 

Tras ver qué es el cartílago de crecimiento repasamos las principales lesiones y fracturas en el cartílago de crecimiento. En primer lugar, es importante puntualizar que, a pesar de que las lesiones son comunes, los problemas graves con estos tejidos son muy infrecuentes.

Este tipo de fracturas o lesiones pueden estar causadas por una caída o cualquier otro evento traumático, así como por el estrés y uso excesivo. Las fracturas del cartílago de crecimiento pueden clasificarse entre fracturas del tipo I al V, según el sistema Salter-Harris, posiblemente el más utilizado para identificarlas.

Todos los niños en edad de crecimiento corren el riesgo de sufrir una lesión en el cartílago de crecimiento, pero la mayoría ocurren en la adolescencia, cuando la práctica del deporte es más intensa. Gran parte de este tipo de lesiones son tratadas con la inmovilización del hueso mediante un yeso, pero en ocasiones también puede ser necesaria una cirugía. Pese al tratamiento, las lesiones graves pueden provocar la detención del crecimiento.

 

Si tienes cualquier duda, el pediatra o un especialista traumatólogo podrán aclararte todas tus cuestiones sobre el cartílago de crecimiento. Este post ha sido elaborado con ayuda de profesionales del campo de la salud.

 

Deja un comentario