Colchas infantiles: Consejos para elegir una buena y confortable

Cuando nace un hijo, empezamos a comprar a lo loco cosas que puede que nos sirvan o puede que no. En el primer embarazo compré muchas cosas que no utilicé. Otras las compré por bonitas, cuquis, monas, tiernas… pero que no eran de buena calidad o que no se ajustaban a lo que necesitaba realmente.

Ya con la segunda hija, te tomas las cosas de otro modo.Hoy os quería hablar de las colchas infantiles para bebé y protectores de cuna. 

Primero me gustaría dejar claro que una colcha, no es lo mismo que un edredón o una funda nórdica.  Mientras que de la funda nórdica puedes cambiar la tela sacando el relleno, no puedes hacer lo mismo con la colcha o el edredón.

Además las colchas son más finitas y no dan tanta calor. Hay que evitar en la medida de lo posible las fundas nórdicas en los niños más pequeños para no exponerlos a un sobrecalentamiento excesivo.

Consejos para elegir la colcha infantil y el protector

Cuando nació mi hijo mayor, mi abuela le regaló la cuna con la colcha y el protector. Y la verdad es que la calidad se notaba. Con la peque, estuve mucho tiempo en reposo y con un ordenador delante… Mirando cosas, me encapriché en un protector rosa de muñecas. Mi bonito sí, pero malísimo de calidad. Pero me encantaba… ¿Y qué paso? Pues que duró 3 meses y acabé poniendo el que tenía guardado de mi hijo mayor.

Os doy algunos consejos que de los errores he aprendido:

  • Que no sea demasiado gruesa. No es bueno sobrecalentar al bebé.
  • Ten en cuanta el lugar y la fecha en la que nace para elegir una colcha que se adapte a esas circunstancias. A 30 grados no le puedes poner una colcha de invierno por muy mona que sea. En Guía Infantil leí un artículo sobre este tema que os dejo aquí.
  • Que el protector sea alto para evitar golpes. Hay muchos médicos que no los recomiendan, pero la verdad es que evitan muchos golpecillos. Cuando ya se saben sentar sin ayuda, a veces se caen para los lados o para detrás y se dan con los barrotes de la cuna. O pueden meter el brazo o la pierna entre los barrotes de la cuna y hacerse daño. El protector ayuda mucho para evitar estas situaciones.
  • Que las cuerdas que sujeten el protector sean fuertes y estén bien cosidas para que el niños no se enganche y pueda arrancarlas.

¿Qué otros consejos darías? ¿Completamos la lista?

 

Deja un comentario