Consejos y claves para que los niños aprecien los regalos de Navidad

Hay veces en que no puedes regalar a tus hijos todo lo que te gustaría, y veces en los que no se puede regalar aquello que ellos han pedido porque el presupuesto no llega.  Por ello os doy algunos consejos con los que podemos hacer más especial una mañana de Reyes con menos recursos.

  1. Sorprende!

La mañana de Navidad, seo como sea, debe ser especial, sorprendente y llena de ilusión. Aunque a ellos les expliquemos que los Reyes Magos o Santa Claus no puede regalar todo lo que pedimos, hay que hacer que ellos esperen esa mañana con ilusión. Que no sepan lo que encontrarán, que se despierten con las ganas de disfrutar de su regalo, sea  cual sea. Porque ningún regalo es peor que otro si se regala con amor.

  1. Poner un límite y regalar con cabeza.

No por regalar más regalos, les va a hacer más ilusión. Consiste en regalar aquello que les va a hacer ilusión y que sepamos que van a usar. Si sabes que es algo que, además de costar un riñón, van a usar un día y ya no van a volver a cogerlo… pues no. Los precios de los juguetes son exorbitados a veces y la calidad muchas veces no hace tenor al precio. Juguetes de 70€ que se rompen con mirarlos. (Un ejemplo: Un muñeco de 10cm al que se le cayeron hasta las orejas al segundo día…). Yo soy partidaria de regalar algo que ellos quieran y algo educativo o de juego simbólico, que al final les encanta. Me encantan los juguetes de madera, ya que duran mucho y no suelen ser caros.

  1. Regalos para compartir

Yo tengo un niño y una niña y soy partidaria de regalar juguetes que puedan usar los dos y jugar juntos. Me gustan los juegos que fomentan el aprender a compartir y a aprender a jugar con los demás. Por ejemplo, este año les regalaré cosas de cocinita que les gustan a los dos, además de un regalo para cada uno.

  1. Regalar cosas cotidianas

Una bolsa de chucherías o un lápiz con cabeza de perro puede ser un regalo que esa mañana les haga ilusión. Ese día es mágico y algo que le puedes comprar un día cualquiera, puede ser perfecto ese día.

 

Y vuestros hijos, ¿qué piden en Navidad? ¿cómo hacéis los regalos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *