Mini cuento con moraleja: El glotoncillo y los bombones. #150palabras

Para los glotoncillos de la casa.

Había sido el cumpleaños de mamá y le habían regalado una caja enorme de bombones.

“¡¡¡Ummmm bombones, buenísimos!!!”  Es lo que yo pensaba mientras mamá habría la caja.

Como mi madre ya me conoce, me dijo que antes de comer no podía comer bombones, y que tampoco después podía comer demasiados porque me dolería la barriga.

“¡Ja!” Pensaba yo, “Eso es que los quiere para ella sola”

Mamá estaba barriendo con la escoba el pasillo de casa. Entré con cautela a la cocina y abrí la caja. “Cuántos bombones, cuántas formas y sabores… Pues para mí” Así que empecé a comer hasta que comenzó un dolor enorme de barriga. En ese momento entró mamá y me regañó por no haber hecho caso de su advertencia. “Ves, te lo dije” Esa es su frase favorita, pero es que tenía razón. Eso me pasa, por no hacerle caso.

Mamá me preparó una infusión y me tumbé en el sofá. Me dolió la barriga toda la tarde, pero con los cuidados de mami se me acabó pasando. Pero aprendí la lección. Si mamá me dice algo, es por mi bien. Así que a partir de ahora, le haré caso.

8 thoughts on “Mini cuento con moraleja: El glotoncillo y los bombones. #150palabras

Deja un comentario