Mini cuento #150palabras Los sueños de Jimena

El cuento de hoy va dirigido a aquellos niños que, pese a tener muchísimos juguetes, se pasan el día diciendo que están aburridos.

 

Jimena era una niña muy soñadora. Le gustaba cantar y bailar, pero sobre todo, leer. Pero últimamente estaba algo aburrida, ya se había leído todos sus libros. No paraba de dar vueltas, jugaba un rato en la plaza o veía la televisión en casa, pero seguía aburrida y hasta había dejado de soñar aquellos increíbles sueños que solía tener.

Una tarde, a su padre se le ocurrió una idea. Juntos inventarían una historia. Así que se sentaron en un banco de la ruta que llevaba al río y empezaron a inventar una gran aventura, llena de caballeros, princesas y dragones. Pero se hacía tarde y tenían que volver a casa para cenar, así que dejaron la historia sin acabar.

Jimena estaba nerviosa por terminar la historia al día siguiente, tanto que se acostó pensando en lo que le pasaría a la princesa de su cuento. Esa noche, los sueños de Jimena terminaron el cuento. Soñó con una gran batalla de dragones, con una lucha de caballeros y con una princesa a lomos de un hermoso caballo. Cuando se despertó por la mañana, salió corriendo para contar a su padre el final del cuento. Había vuelto a ser la soñadora de siempre.

 

Moraleja: Si te aburres, sólo hay que imaginar grandes aventuras.

12 thoughts on “Mini cuento #150palabras Los sueños de Jimena

  1. Tienes toda la razón. Quien se aburre está más propenso a dejarse llevar por la creatividad que quien no tiene tiempo de aburrirse porque no le dejamos… 😉

  2. A veces tienen tantos juguetes que no saben divertirse solos, por eso es tan importante que sean creativos, observadores, que sean más autónomos y se les deje experimentar, caerse… y equivocarse.
    Bssss

  3. Preciosa historia. Es una pena cómo nuestros peques van perdiendo su imaginación y su poder de no aburrirse a pesar de tener muchos juguetes… creo que les estamos robando la imaginación y los sueños

    1. Gracias. Todos se aburren… que le pongan imaginación y verán lo q cambia la cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *